Las mujeres copan los principales cargos de la nueva asociación de comercios del Casco

La junta directiva está compuesta por cuatro mujeres./ignacio pérez
La junta directiva está compuesta por cuatro mujeres. / ignacio pérez

Eider Txarroalde, que dirige junto a dos hermanos la histórica Óptica Jesús, liderará una etapa cargada de «retos» y que pretende reforzar el perfil femenino

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

Un giro total. La Asociación de Comerciantes del Casco Viejo de Bilbao estrenó ayer nueva junta directiva y denominación. La entidad, que ha cumplido esta semana medio siglo de vida -lo que la convierte en la más antigua de España-, ha pasado a llamarse Asociación de Comercios, Hostelería y Empresas del Casco Viejo Bilbao Zazpi Kaleak con el objetivo de «integrar todo tipo de negocios» y adaptarse «a una nueva etapa profesional», explicó ayer Unai Aizpuru, que ha estado al frente de la misma los últimos cuatro años.

En línea con su influyente papel en el sector comercial, los principales cargos directivos han recaído en mujeres. La presidenta, Eider Txarroalde, tendrá a su lado a Rosa Pardo, Gaizkane Florín y Susana Alaguero. Las cuatro cuentan con una dilatada experiencia. Se conocen el negocio al dedillo por trabajar desde hace bastantes años al frente de emblemáticos establecimientos. Txarroalde dirige junto a sus dos hermanos Óptica Jesús, un negocio con 69 años de historia que camina ya por la cuarta generación.

Rosa Pardo, de La boutique de la media, ejercerá de vicepresidenta; Florín, de Deye Moda Infantil, actuará como secretaria, y Alaguero, de Xabier Olañeta, realizará las funciones de tesorera. Hay algo más que las une: todas se han labrado una «amplia experiencia» e importante reputación profesional desde locales radicados en el Casco Viejo. Txarroalde se convierte en la segunda presidenta de la organización tras Encarni Herrera, que ocupó el cargo entre 1986 y 1987.

Unai Aizpuru justificó la incorporación de cuatro mujeres en el seno de la junta directiva e interpretó «necesario» este tipo de «gestos» para adecuarse a los nuevos tiempos y afrontar con garantías los importantes «retos» que tiene por delante el comercio minorista. La asamblea general ha apostado de forma contundente por un perfil totalmente femenino para «evitar discriminaciones de género e incrementar al mismo tiempo su masa social en esta nueva etapa. Ya dijimos que iba a ser así en los actos del pasado 8-M», recordó Aizpuru.

Dueñas de negocios

El expresidente esgrimió ayer que la actividad comercial gravita de forma predominante en torno a la mujer. «La mayoría de los establecimientos son propiedad de mujeres. Pero no solo eso. La mayor parte del personal que trabaja en los comercios también lo son y es la población femenina la que realiza el mayor número de compras. Esta resolución es una forma de mirar a los próximos cincuenta años. Por eso decidimos que el 'banquillo' debía estar liderado por mujeres».

A ellas les corresponderá, por tanto, ahondar en algunas de las iniciativas en las que trabaja desde hace meses esta asociación, fundada el 25 de abril de 1969. La puesta en marcha de un sistema de entrega de compras a domicilio, el traslado de la oficina de la entidad a pie de calle y la implantación de una tarjeta de fidelización entre los clientes para facilitar las compras serán los primeros deberes a acometer por este grupo de mujeres que intensificará las acciones de promoción. Unas pautas que continúan la estela de las intervenciones planificadas desde hace medio siglo por 25 comerciantes bilbaínos que se unieron para «revitalizar» entonces las Siete Calles.