Muere en Cruces una niña alemana tras ser rescatada en una playa cántabra

Vista de la fachada del Hospital de Cruces./Jordi Alemany
Vista de la fachada del Hospital de Cruces. / Jordi Alemany

La menor de seis años fue evacuada en helicóptero en estado crítico al hospital

AGENCIAS

Una niña alemana de seis años falleció anoche en el Hospital Universitario de Cruces, a donde fue trasladada de urgencia tras ser rescatada del agua en la playa de Langre, en el municipio cántabro de Ribamontán al Mar.

Según ha informado el 112, la niña sufrió un «preahogamiento» cuando se encontraba fuera de la rompiente mar adentro. Un surfista y un socorrista de la Cruz Roja, que permanecía en la playa aunque el servicio de vigilancia había terminado a las 19.30 horas, junto con varios bañistas, consiguieron sacarla del agua e intentaron reanimarla.

El Centro de Gestión de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recibió una llamada de aviso pasadas las 20.20 horas y movilizó a una ambulancia de Soporte Vital Avanzado del 061, a bomberos de Santander, la Policía Local de Ribamontán al Mar y la Guardia Civil.

También acudió a Langre el equipo de rescate helitransportado por el difícil acceso a la playa y por si era necesario el traslado de urgencia de la niña a un centro hospitalario, como al final ocurrió.

Se solicitó también el apoyo de un traductor alemán para poder explicarle a su padre la situación, informa el 112 en un comunicado. Posteriormente, el personal médico del 061 procedió a practicarle técnicas de reanimación cardiopulmonar avanzada. Y una vez que llego a la zona la médico de la aeronave del Ejecutivo autonómico se sumó al protocolo pertinente con un cardiocompresor.

Finalmente, el personal médico del 061 consideró la urgencia de su traslado a un centro hospitalario. El helicóptero del Gobierno cántabro trasladó al Hospital Universitario de Cruces a la menor, bajo la atención de la médico del equipo de rescate del Ejecutivo y el médico y enfermera del 061, mientras recibía reanimación avanzada en todo momento.

Una vez han llegado a la helisuperficie de Cruces la menor fue trasladada y atendida de urgencia. También se movilizó al grupo de psicólogos para apoyar a su padre que se había desplazado al hospital junto con dos personas que hacían la traducción.

Finalmente, la niña falleció a pesar de los esfuerzos de los facultativos por salvarle la vida, tanto en el lugar del accidente, como en la aeronave y en el hospital.