Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Txistorra a la neoyorquina

Los presentes disfrutaron con el espectáculo. /Luis Gómez
Los presentes disfrutaron con el espectáculo. / Luis Gómez

Más de un millar de vips de todo el mundo se lo pasan en grande en la fiesta de la MTV

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

La leyenda cuenta que Bianca Jagger, la que fuera mujer de Mick Jagger, llegó a entrar una noche en la mítica discoteca neoyorquina Studio 54 en un caballo blanco. En el club más famoso del mundo se daban cita Andy Warhol, Truman Capote, Salvador Dalí, Calvin Klein, Yves Saint Laurent, Liza Minnelli... Fue durante muchos años la sala a la que había que ir para ser visto. En la discoteca que la MTV reprodujo en el pabellón 2 del BEC nadie entró en un caballo blanco. Pero caballo hubo. De color carmesí y bien grande. Y a la vista de todo el mundo. Espectacular, colgaba del techo y la gente no hacía más que mirarle en una noche trepidante.