20 millones para un centro «de referencia mundial» en el estudio del envejecimiento

Una anciana en un parque. /Avelino Gómez
Una anciana en un parque. / Avelino Gómez

El Nagusi Intelligence Centre pretende que el reto demográfico se convierta en una oportunidad para atraer a profesionales de la tecnología médica

XABIER GARMENDIA

Una de las cosas malas del envejecimiento es que, como el propio tiempo, es un proceso imparable. Ninguna persona, ni siquiera la más acaudalada, tiene en su mano el reloj para detenerlo o dar marcha atrás. Por eso, las instituciones han comenzado a hacer frente a los graves efectos que puede tener en la sociedad más allá de las arrugas en el rostro. En este sentido, la Diputación va a poner en marcha el Nagusi Intelligence Centre (NIC), un espacio de investigación especializada que pretende convertir un problema en una oportunidad. En total, la institución vizcaína invertirá unos 20 millones de euros durante los próximos «cuatro o cinco años» para crear un centro que aspira a convertirse en «una referencia mundial» en el abordaje de este importante reto del siglo XXI.

La activación de este centro fue uno de los principales anuncios que realizó ayer el diputado general durante el pleno de política general en las Juntas Generales. Su funcionamiento estará basado en la llamada economía plateada, la pomposa denominación que se le da al cúmulo de actividades económicas consistentes en satisfacer las necesidades de los mayores de 50 años. Y en Bizkaia, no son pocos. En concreto, 539.933, según los últimos registros del Eustat.

La situación será aún más desfavorable dentro de tres décadas, cuando cuatro de cada diez vizcaínos habrán traspasado la barrera de los 65 años. «La pirámide se invertirá: la cúspide se hará base. Todos sabemos que es imposible soportar una pirámide por la cúspide», señaló Rementeria, quien también llamó a dejar de relacionar el envejecimiento únicamente con el gasto y comenzar a hacerlo con los ingresos: «En el futuro necesitamos asociarlo al impulso de la economía, a la creación de nuevos empleos y a la generación de nuevas áreas de conocimiento e investigación».

Para abordar el reto, el nuevo centro quiere contar con profesionales de formación específica en el campo del envejecimiento. Hablamos, sobre todo, del sector de la bioingeniería y la tecnología médica, que se encargan de generar nuevos dispositivos al servicio de las personas mayores. Otra de las facetas que tratará de abordar el NIC será la creación de una plataforma de datos que aglutine toda la información aportada por las administraciones vascas sobre este colectivo. «Así atenderemos mejor a las personas garantizando siempre la privacidad y la seguridad», dijo Rementeria.

Centro de emprendimiento

El nuevo espacio de investigación sobre envejecimiento, en el que también estarán presentes el Ayuntamiento de Bilbao y el Gobierno vasco, estará estrechamente vinculado con el Centro Internacional de Emprendimiento, cuya puesta en marcha en la antigua torre del BBVA adelantó este periódico. La red común entre ambos hará posible que esos emprendedores puedan estar en contacto directo y permanente con grandes empresas tecnológicas y de servicios que actúan en este sector. Es decir, aquellas ideas que se generen con vistas a la Plaza Circular podrán traducirse en productos y servicios reales que se comercialicen a pie de calle en la Gran Vía.

Por el momento, la creación de este centro se encuentra en pleno periodo de gestación y habrá que esperar hasta finales de octubre para que esté listo el acuerdo de colaboración entre ambas instituciones. Será ya en enero de 2019 cuando se convoque un concurso internacional dirigido a escoger al agente idóneo para dinamizar este espacio sobre envejecimiento. «El reto es mayúsculo; nuestra apuesta, también», concluyó el diputado general.

La clave

539.933
vizcaínos tienen en la actualidad 50 años o más, segun los último registro del Eustat. Entre los mayores de 65, la cifra se ha duplicado en las últimas tres décadas; y para 2050, se calcula que cuatro de cada diez habitantes de Bizkaia ya habrán traspasado esa barrera.
'Big data'.
El nuevo centro pretende crear una gran base de datos para aglutinar la información del colectivo.