Metro Bilbao eliminará los asientos abatibles en los trenes de 4 coches

Imagen de los asientos abatibles en una unidad del metro. /Jordi Alemany
Imagen de los asientos abatibles en una unidad del metro. / Jordi Alemany

Pretende mejorar la accesibilidad de personas con problemas de movilidad y carritos de bebé, así como aumentar el espacio para los viajeros que van de pie

Josu García
JOSU GARCÍA

Metro Bilbao, la sociedad pública que opera las Líneas 1 y 2 del suburbano, ha comenzado a suprimir los asientos abatibles de los trenes de cuatro coches. La actuación afectará a 24 de los 46 convoyes de los que dispone la compañía. El objetivo es mejorar la accesibilidad y dejar más espacio para las personas que se ven obligadas a viajar de pie. «Quienes accedan a los trenes en silla de ruedas o portando carritos de bebe podrán hacerlo de una forma más ágil y cómoda», explicó la entidad a través de un comunicado.

Los trenes de cuatro vagones tienen una capacidad para 525 personas (144 sentadas y 380 de pie) y ahora se pretende retirar 64 asientos abatibles, lo que posibilitará transportar a un mayor número de personas de pie. Los trenes de 5 coches, por su parte, disponen de 718 plazas. «La supresión de los asientos abatibles facilita la entrada y salida de la clientela en la unidad, ya que su uso obstaculiza en ocasiones el paso», añadió Metro Bilbao.

Este cambio viene a complementar la otra gran novedad que empezó a introducir hace dos años la compañía púbica de transportes. En el otoño de 2017, se empezó a remodelar el espacio destinado en los primeros y últimos vagones a las personas con problemas de movilidad, las bicicletas y los carros de bebé. Progresivamente se fueron quitando los tres asientos abatibles que se ubicaban en perpendicular al sentido de la marcha para dejar paso a un sitio más diáfano y cómodo para los dispacapitados y los padres que viajan con niños pequeños.

Asientos grises

La actuación costó 110.000 euros y fue ejecutada por el propio personal de taller de la empresa. Además, se habilitó una serie de asientos (dos por vagón), a lo largo de todo el tren, de color gris, un color que indica que están reservados a personas con movilidad reducida, ancianos y embarazadas.

De forma paralela a la progresiva retirada de los abatibles, Metro Bilbao pondrá en marcha una campaña para sensibilizar sobre la accesibilidad. Para ello ha editado un folleto en el que se especifica las normas de uso y todos aquellos elementos que están a disposición de las personas con problemas de movilidad.