La mejor vendedora de la ONCE en Euskadi es de Santutxu

Sonia posa en su quiosco de la calle Santutxu./
Sonia posa en su quiosco de la calle Santutxu.

Sonia Carramiñana Sobrino vende actualmente los cupones en un quiosco de la calle Santutxu

EL CORREO

Sonia Carramiñana Sobrino comenzó a vender cupones de la ONCE en Santutxu un 3 de marzo de 2008. Lo hacía a la intemperie hasta que a finales de 2017 se asentó en su quiosco actual, ubicado en la misma calle Santutxu. Ahora esta mujer con discapacidad visual ha sido elegida como la mejor vendedora de la ONCE del año 2018 en Euskadi. Un galardón con el que la organización trata de reconocer anualmente el esfuerzo de los trabajadores dedicados a la venta responsable de sus diferentes productos de juego.

Sonia, residente en el barrio bilbaíno, destaca por su disposición hacia la labor comercial, por su optimismo, espontaneidad, trato al cliente, mostrando siempre una amplia sonrisa. Sus hobbies son viajar, montar a caballo y la práctica de los deportes de agua. Hace unos días recibió, junto a los otros 22 vendedores seleccionados de todos los puntos de España, el galardón en el transcurso de una cena de gala celebrada en el Hotel ILUNION Pío XII de Madrid, en la que estuvieron acompañados por los máximos responsables de la Organización.

Además de la gala, los premiados pudieron disfrutar de todo un fin de semana de convivencia y compañerismo, en el que hubo tiempo para una visita guiada por el Madrid 'Del Vanguardismo del Siglo XXI al centro histórico de la ciudad'; asistencia a un espectáculo cultural; almuerzos y cenas de convivencia; y tiempo libre para su propio disfrute.