La marihuana divide a los jueces vizcaínos: condenan a un club de cannabis días después de absolver a otro

Imagen de archivo de una plantación de marihuana en Bizkaia./EL CORREO
Imagen de archivo de una plantación de marihuana en Bizkaia. / EL CORREO

Los responsables de una asociación que cultivaba su propia droga en Zaldibar son condenados, pero su pena se suspende si se someten a un tratamiento de desintoxicación

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

La situación legal de los clubes de cannabis no es pacífica en Bizkaia. La sección sexta de la Audiencia de la capital vizcaína ha condenado a los responsables de un local en el que cultivaban marihuana por un delito contra la salud pública, aunque la pena ha quedado suspendida para que los acusados se sometan a un tratamiento de deshabituación a los opiáceos. Lo paradójico es que la semana pasada la misma sala absolvió a otro club acusado también de traficar con drogas, aunque sí condenó a sus directivos por robar electricidad para mantener el cultivo bajo techo de esta sustancia estupefaciente.

En la sentencia más reciente, la Audiencia condena a los responsables de la Asociación de Usuarios de Cannabis Nelito, con sede en Eibar. Este grupo disponía de un pabellón en la localidad vizcaína de Zaldibar en el que una operación de la Ertzaintza llevada a cabo en 2015 permitió descubrir una plantación 'indoor' de marihuana. Allí se guardaban 180 plantas y más de 600 esquejes. La Policía vasca además se incautó de medio kilo de 'hierba'. Como encargados de la plantación se imputó a los tres directivos del club de cannabis.

Pacto con la Fiscalía

La Fiscalía pidió para ellos cinco años de prisión por tráfico de drogas y asociación ilícita. En el caso del presidente de la agrupación, un ciudadano caboverdiano, el Ministerio Público recordó que ya tenía antecedentes por delitos similares. Para él y para la tesorera, una ciudadana brasileña, reclamaba también la expulsión del país. El día del juicio, sin embargo, las partes llegaron a un acuerdo por el que el presidente aceptaba ocho meses de prisión y 2.640 euros de multa y a sus dos socios se les imponían 6 meses de prisión y la misma cantidad como sanción. Para los tres se tenía en cuenta su adición a los opiáceos. Las penas, sin embargo, fueron suspendidas, con la condición de que se sometieran a un tratamiento de deshabituación a las drogas. La expulsión del país se retiró.

Esta condena choca con la decisión de la misma sala de absolver a los responsables del club de cannabis Maitena, con sede en Bilbao. Es paradójico que en esta decisión judicial se tuvo en cuenta que los responsables de la asociación no creían que estaban delinquiendo por lo que se les aplicó el «error de prohibición invencible», es decir, ellos creían que su comportamiento al regentar una plantación de marihuana era legal por lo que no actuaron creyendo que cometían un delito. Sí que se les condenó a pagar 7.116, 43 euros por robar la electricidad con la que mantenían el cultivo de la sustancia estupefaciente. En el caso del club de cannabis Nelito, los jueces creen que existe un «error de prohibición vencible». Es decir, considera que existe una imprudencia y una negligencia por lo que disminuye la responsabilidad pero no desaparece la culpa por regentar una plantación de una sustancia ilegal.

 

Fotos

Vídeos