Una nube de vapor causa quemaduras a tres trabajadores en el Puerto de Bilbao

Uno de los trabajadores, momentos antes de ser trasladado al hospital de Cruces. / LUIS CALABOR

El accidente se originó por una mala mezcla de productos químicos con una máquina de chorro de alta presión durante unas tareas de pintura

JOSÉ DOMÍNGUEZ

Tres trabajadores de una empresa especializada en labores de reparación y mantenimiento marítimo e industrial sufrieron ayer quemaduras de diversa consideración tras generarse una gran nube de vapor mientras realizaban la limpieza y pintado de una grúa. El accidente se produjo en las instalaciones del Puerto de Bilbao, cerca de la torre de Salvamento Marítimo de Santurtzi. Los heridos fueron trasladados al área de Urgencias del hospital de Cruces y dos de ellos acabaron ingresados en la planta de Grandes Quemados, según informaron responsables del Osakidetza. Fuentes de la Guardia Civil informaron, por su parte, que el origen del siniestro estaría en una mala mezcla de los componentes químicos del compuesto desengrasante utilizado.

Así se lo aseguró uno de los heridos a los agentes del instituto armado que acudieron a socorrerles. Según manifestó en su declaración, en torno a las 17.30 horas el empleado estaba limpiando con una máquina a presión en uno de los grandes cabestrantes que se utilizan para mover pesadas piezas como anclas y cadenas de buques o raíles ferroviarios. En su opinión, la combinación de la mala combustión y el trabajo dentro de un espacio cerrado favoreció la creación de una gran bolsa de vapor que les cayó encima provocándoles abrasiones por todo el cuerpo.

Aunque no se produjo ninguna explosión ni incendio, hasta la zona se desplazaron de inmediato cinco camiones de Bomberos del parque de Urioste. Junto a ellos llegaron cuatro ambulancias, que atendieron a los heridos en colaboración con el personal médico que opera en las instalaciones del Superpuerto.

Dos operarios ingresaron en la unidad de Grandes Quemados en Cruces y el otro sigue en Urgencias

Bolsa disuelta en el aire

Los portavoces del instituto armado reconocieron que, a pesar de la aparatosidad del episodio, no fue necesario activar el protocolo previsto para siniestros de gravedad en el interior del recinto. Los trabajadores, sin embargo, presentaban quemaduras de diversa consideración que aconsejaron su inmediato traslado al hospital de Cruces. Los tres ingresaron en Urgencias y tras las pertinentes exploraciones se optó por trasladar a dos de ellos al área de Grandes Quemados para tratar con las máximas garantías sus lesiones. El tercero presentaba mejor estado y los médicos consideraron que bastaba con mantenerle en el box de evolución.

Las mismas fuentes de la Guardia Civil aseguraron que los profesionales del cuerpo de extinción de incendios montaron un dispositivo de prevención ante el riesgo de que los componentes químicos que ocasionaron la nube de vapor pudiesen afectar a más personas del recinto portuario, pero pasada una hora comprobaron que la bolsa se había disuelto por completo en el aire sin generar problemas y abandonaron las instalaciones.

El Puerto de Bilbao no registraba ningún accidente de consideración desde que el pasado 13 de junio un trabajador falleció arrollado por un camión en las obras de estabilización de la cantera de Punta Lucero. En febrero también se produjo un conato de incendio en un barco en construcción en el recinto, el 'Living Stone', un buque cablero que en octubre del año pasado había sacado su armador del astillero de La Naval debido a los problemas que tiene para encontrar nuevos inversores que le salven del cierre. Al parecer, el interior de la nave comenzó a arder mientras varios trabajadores se encontraban a bordo. Cinco de ellos tuvieron que ser atendidos por inhalación de humos, aunque sin consecuencias graves.