Trapagaran elimina un cruce conflictivo en el centro

Las obras durarán hasta el viernes. / A. T.
Las obras durarán hasta el viernes. / A. T.

Se cambia el sentido de la circulación en la calle Unamuno entre Ramón de Durañona y Pablo Sarasate

EL CORREO TRAPAGARAN.

Los vecinos de Trapagaran acabarán la semana con un punto negro menos en materia de tráfico. El Ayuntamiento ha comenzado las obras para mejorar la seguridad vial entre las calles Miguel de Unamuno y José Rufino Olaso. Hasta ahora, para accede en coche desde la primera a la segunda había que cruzar por encima de una acera de Ramón de Durañona e invadir un paso de peatones en un punto, además, de escasa visibilidad.

Sin embargo, a partir del viernes ya no será a sí. Se cambia el sentido de la circulación en la calle Unamuno entre Ramón de Durañona y Pablo Sarasate: pasa a ser de bajada para acceder a Rufino Olaso.

Además, se harán pequeñas obras de acondicionamiento en la acera, las señales y los aparcamientos para que todo quede correctamente indicado. Ello, provocará diferentes afecciones a los conductores. El jueves, desde las 9 horas, no se puede aparcar en un tramo de José Rufino Olaso y el viernes ocurrirá lo mismo en otro área de Miguel de Unamuno. Según señala el propio Consistorio, es una «obra pequeña, pero de gran relevancia» para los residentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos