El torreón del Serantes será visitable en Cornites, a excepción de la azotea

Imagen del torreón cuando aún estaba sin reconstruir. / PEDRO URRESTI
Imagen del torreón cuando aún estaba sin reconstruir. / PEDRO URRESTI

La elección del remate de la fortificación que corona el monte vizcaíno demora el final de las obras y este lunes solo se podrá acceder hasta la primera planta

DIANA MARTÍNEZ SANTURTZI.

El torreón del Serantes no vestirá su mejor traje el próximo lunes, día de la romería de Cornites. Multitud de personas subirán, como manda la tradición, al pulmón verde de la Margen Izquierda. Como novedad, podrán visitar la fortificación más antigua que alberga el monte, en la cima, a 451 metros de altura. Pero no del todo. Según afirmó ayer Juantxo Agirre-Mauleon, arqueólogo de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, solo se podrá acceder a la primera planta, ya que la atalaya aún no estará terminada.

La elección del remate en la zona almenada de la estructura ha demorado el final de las obras, previsto para este lunes. Todavía se continúa dando vueltas al proyecto tras el revuelo surgido la semana pasada por una estructura metálica que se retiró de inmediato coincidiendo con las críticas en redes sociales. «Probablemente se recuperará siguiendo los materiales originales. Estamos a la espera de recibir las directrices tanto desde la Diputación como del Gobierno vasco», explicó el representante de Aranzadi.

Pero la cita contará con más atracciones. También se instalará un parque infantil para que los más pequeños disfruten de los hinchables a lo largo del día, mientras que por la tarde habrá una romería a cargo de Basajaun. Con motivo del festejo, el fuerte se ha desbrozado y estará abierto al público. Además, se ha quitado el vallado. En cuanto a su reforma final, el Ayuntamiento seguirá atento a todas las subvenciones que puedan surgir para optar a ellas.

Aranzadi, que ofrecerá visitas guiadas al torreón, ha editado un libro acerca de la historia y recuperación de la fortificación más antigua del Serantes que los visitantes podrán adquirir el lunes visitando el lugar. En el libro se presentan una serie de panorámicas que serán colocadas próximamente en la cima del monte, en sustitución de la antigua placa con las vistas de la comarca que estaba muy deteriorada. También a esperas de las instituciones, «esperemos que sea este año».

Zona para caballos

La subida al Serantes permite diversas ascensiones. Incluso, a caballo. «Una práctica que desde hace años se viene extendiendo», advirtió la alcaldesa marinera, Aintzane Urkijo, ya que han pasado de subir entre «tres o cuatro animales a unos 30». Por ello, el Consistorio ha pedido especial precaución a quienes decidan subir al Serantes de esta manera. Así, como novedad, este año se habilitará una zona en la que los caballos puedan descansar una vez que hayan subido al monte.

De la misma manera, desde el área de Obras y Servicios se habilitarán más contenedores y baños públicos durante la jornada, y se contará con la asistencia de la DYA, que darán cobertura a los incidentes que puedan darse. Además, se contará con la presencia de agentes de proximidad y, como en años anteriores, habrá venta de cornites -el bollo que da nombre al festejo- y rosquillas en diferentes puntos del monte.