El Supremo se reafirma y señala que Ontón pertenece a Cantabria

Vista de la pedanía de Castreña de Onton./FERNANDO GÓMEZ
Vista de la pedanía de Castreña de Onton. / FERNANDO GÓMEZ

El Alto Tribunal tumba de nuevo los argumentos del Ayuntamiento de Muskiz, que interpuso un recurso en 2016 por el deslinde con Castro

AZAHARA GARCÍA

La justicia ha vuelto a dar la razón a Cantabria en la disputa territorial que mantiene con Muskiz desde hace más de una década por la pedanía de Ontón. En una sentencia emitida el 7 de noviembre, el Tribunal Supremo rechazó el recurso de revisión presentado por el Ayuntamiento minero, la Diputación Foral de Bizkaia y el Gobierno vasco por el deslinde de dicho municipio con Castro Urdiales.

El Alto Tribunal decidió que el documento presentado por las tres instituciones vizcaínas «no ha lugar» por haberse interpuesto «fuera del plazo de los cinco años que establece la Ley de Enjuiciamiento Civil». Así, la sentencia recurrida fue publicada el 30 de mayo de 2012, mientras la entrada del nuevo recurso consta en el Registro General del Tribunal Supremo el 26 de julio de 2017, es decir, una vez transcurrida la fecha límite para su tramitación.

Además, el Supremo apuntó que el recurso se ampara en la aportación de documentos calificados como «decisivos» que no obraron parte en la sentencia firme. Se trataría de un informe, elaborado por un ingeniero técnico en topografía, considerado, tanto por la sala como por el fiscal, como «un documento creado 'ad hoc' con posterioridad, y, por tanto, inadmisible». Para que hubiera sido tenido en cuenta, tendría que haberse acreditado su retención como «fuerza mayor», algo que no consta, según el Alto Tribunal. Además, señaló que dicho texto «tampoco puede reputarse como decisivo», ya que aunque se hubiera tenido en cuenta, el fallo de la Audiencia Nacional de 2012 «no necesariamente hubiese podido ser distinto».

De esta manera, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo confirmó la orden ministerial de 2009 por la que se aprobó el deslinde entre Castro y Muskiz y que establece que Ontón pertenece a Cantabria. Se pone así fin a un conflicto que comenzó en diciembre de 2006, cuando los Consistorios de ambos municipios se acogieron a referencias documentales diferentes a la hora de establecer los límites entre ambas provincias.

Acta de 1925

Mientras Castro defendía la frontera fijada en un acta de 1925, fundamentada en los antecedentes históricos y oficializada en el deslinde de 1739, Muskiz recurría a la división provincial de España de 1833, auspiciada mediante Real Decreto.

Oídas a las dos partes, el Instituto Geográfico Nacional eligió a un ingeniero para que evaluase sobre el terreno el límite autonómico y se reuniese después con los afectados. Pero el desencuentro persistió. Finalmente, este organismo dio en 2008 la razón a la pedanía castreña de Ontón, esgrimiendo el acta de 1925. El Ayuntamiento de Muskiz, la Diputación vizcaína y el Gobierno vasco elevaron la causa al Ministerio de Política Territorial, institución que también reafirmó los postulados de Castro.

 

Fotos

Vídeos