Lecciones que salvan vidas

La 'falsa' víctima, una vez rescatada. / D. M.
La 'falsa' víctima, una vez rescatada. / D. M.

La asociación Stop Accidentes demostró a los alumnos del centro de Formación Profesional Meatzaldea de Ortuella lo que ocurre en un accidente de tráfico y enseñó cómo reanimar a una víctima

DIANA MARTÍNEZORTUELLA

Saber cómo actuar en caso de accidente es muy importante. La Asociación Stop Accidentes, en colaboración con Fundación Ambuiberica y los Bomberos del parque de Urioste, acudió ayer al Centro de Formación Profesional Meatzaldea de Ortuella para realizar una demostración de una excarcelación, esto es, cuando los bomberos sacan a personas atrapadas tras un siniestro de tráfico. La iniciativa consistía en sensibilizar a los jóvenes de 16 a 18 años de lo que puede ocurrir en carretera y de cómo actuar para solventarlo.

En la exhibición un alumno se presentó como voluntario para ser la víctima de un accidente frontal, en el que el salpicadero habría quedado empotrado en él. Una vez rescatado, los miembros de Ambuiberica explicaron cómo realizar unos primeros auxilios, cómo actuar ante una parada cardiaca o cómo usar el desfibrilador.

El proceso de reanimación consistió en masajear treinta veces e insuflar dos. Si la víctima tiene sangre o vómito en la boca y quien le reanima no quiere insuflar, «no pasa nada», afirmaron los especialistas; se le debe insuflar todo el rato. En caso de dudas respecto al ritmo de presión, uno de los miembros explicó que se puede seguir una canción conocida por todos, la de Bob Esponja. O para los más mayores, 'El Chacachá del Tren' les sirve.

Los estudiantes recibieron unas lecciones básicas sobre cómo actuar en caso de encontrarse a alguien inconsciente. «Se han puesto en el papel de la víctima, no creo que lo olviden nunca», expresó Rosa María Trinidad, delegada de Stop Accidentes en Euskadi. Adam Caros, alumno que participó en el simulacro, mantuvo que fue una «buena experiencia», ya que aprendió lo necesario para enfrentarse a una situación de vida o muerte. «No sabía cómo reanimar, ahora sí».

Educación Vial

Esta asociación trabaja a demanda de los centros educativos, pero ven necesario que se obligue a impartir estas enseñanzas. «Este tipo de actividades son muy positivas y nosotros luchamos para que la asignatura de Educación Vial se imparta en los centros, ya que hoy en día quién no convive con las tragedias en las carreteras...», apuntó Trinidad.