El servicio de mediación de Portugalete atendió 137 conflictos vecinales en 2018

El número de disputas se mantiene con respecto al año anterior, pero crecen las personas implicadas

A. GARCÍA PORTUGALETE.

Las mismas disputas, pero con más gente involucrada. En 2018, el servicio de resolución de conflictos vecinales del Ayuntamiento de Portugalete atendió 66 nuevos casos que se sumaron a los 71 expedientes abiertos, haciendo un total de 137.

Son datos muy similares a los de 2017, cuando el total de riñas entre vecinos ascendió a 136. La diferencia estriba en el número de personas involucradas. Mientras que en 2017, fueron 226, el año pasado la cifra se incrementó en más de 100 vecinos, siendo el total de 337. El objetivo del Ayuntamiento es «solucionar el mayor número de enfrentamientos posibles sin que los vecinos tengan que llegar a los tribunales», aclaró el alcalde jarrillero, Mikel Torres, quien admitió que no siempre se consigue.

De hecho, de los casos vigentes durante el ejercicio pasado, 56 continúan en proceso de resolución. Los motivos, en su inmensa mayoría, están relacionados con el uso de zonas comunes en los portales o con el ruido.

Aspectos que están fuera de la competencia municipal pero que «queremos ayudar a resolver para mejorar la vida de nuestros vecinos», aseguró el primer edil.

La participación en el programa Meridiano 0, como así se llama la iniciativa, aparte de ser confidencial, es totalmente voluntaria, de tal manera que «nosotros no podemos hacer nada si alguna de las partes se niega a dar su brazo a torcer», aclaró Torres, quien añadió que «la mayoría de las veces los vecinos se muestran razonables y se cumple con los compromisos a los que aquí se llegan».

Aun así, durante 2018, 12 de esas riñas quedaron sin solucionar y otras 25 tuvieron que ser derivadas a otros servicios, debido a la complejidad del asunto. «Hay situaciones en las que desde el Ayuntamiento ya no podemos hacer nada más y hay que enviar el caso a quien competa», añadió el alcalde.