Santurtzi pone en valor su legado histórico con nuevas actuaciones

Ya solo quedan los últimos remates en la fuente. / D. M.
Ya solo quedan los últimos remates en la fuente. / D. M.

El Ayuntamiento rinde tributo a la figura del barrenador con una escultura en Kabiezes y reforma la fuente de Cristóbal Murrieta

DIANA MARTÍNEZ SANTURTZI.

Santurtzi continúa poniendo en valor su legado histórico. El Ayuntamiento marinero ha llevado a cabo dos actuaciones que tienen por objetivo continuar con el proceso de recuperación de memoria histórica. Por un lado, se ha instalado en Kabiezes una estatua en homenaje a la figura del barrenador, y por otro, se ha reformado la céntrica fuente de Cristóbal Murrieta.

La escultura la ha realizado el pintor y escultor Víctor Goikoetxea, autor de los cuatro murales que decoran la escalera del palacio de Casa Torre. Ha necesitado un total de 200.000 puntos de soldadura y 7.000 arandelas. La obra, erigida en la zona peatonal de Fundación Hogar, reproduce al barrenador, una de las profesiones más representativas de la explotación minera. Su oficio consistía en perforar la roca mediante barrenas -barras de acero de alrededor de dos metros de longitud- para introducir los explosivos que después se hacían estallar en voladuras controladas.

Este homenaje sirve, además, como punto final para la renovación de este vecindario. Unos trabajos que trataban de dar respuesta a una demanda vecinal que se venía solicitando, por un presupuesto total de 70.000 euros, con el fin de acometer mejoras que dieran accesibilidad. De la misma manera, en la línea de preservar el legado histórico del municipio, el Consistorio marinero está ultimando la remodelación de la fuente Murrieta.

Hace unos días se retiraron las verjas que lo tapaban para que los vecinos pudieran ver su evolución y, asimismo, se han pulido las chapas que separan las diferentes zonas de los jardines. Por el momento queda poner el granito del muro e instalar tres barandillas en las partes más cercanas a la estatua por seguridad.