Muskiz reformará el vestuario y los baños del frontón Donibane este verano

La instalación tiene más de tres decadas de antigüedad./Sergio Llamas
La instalación tiene más de tres decadas de antigüedad. / Sergio Llamas

El Ayuntamiento invertirá 130.000 euros en la reforma y en modernizar la caldera y el sistema eléctrico

SERGIO LLAMASMuskiz

El frontón Donibane de Muskiz se quitará unos cuantos años de encima este verano. El Ayuntamiento ha adjudicado las obras de modernización de los vestuarios y los baños, con un importe cercano a los 130.000 euros. De esta manera el Consistorio minero quiere poner al día unas instalaciones muy utilizadas en el municipio, y que tienen más de tres décadas de antigüedad.

«Aunque las obras se adjudican ahora, no empezarán hasta pasadas las fiestas de San Juan. No queremos interferir en las actividades que ya están programadas, ni en los entrenamientos del Club Pelotatzale Barbadun», avanzó ayer el alcalde Borja Liaño. Se trata de un recinto que acoge desde ferias de todo tipo a exhibiciones caninas, fiestas de carnavales, el parque infantil de Navidad o eventos deportivos como la Mello Saria, entre otras citas.

Los trabajos comenzarán para finales de junio y tendrán una duración de entre 30 y 45 días. Liaño advirtió que el compromiso del Ayuntamiento es llevar a cabo una rehabilitación total de las instalaciones deterioradas por el tiempo y que ya no cumplen con las necesidades de los usuarios. Los trabajos proyectados ahora incluyen el acondicionamiento, adecuación, adaptación y reforma de los vestuarios y los aseos públicos, a los que se dotará de un baño adaptado y accesible para personas con movilidad reducida.

Además se instalarán taquillas, se creará un pequeño almacén para los productos y las herramientas que se utilizan en la limpieza y el mantenimiento del edificio, y se sustituirán los actuales elementos de madera por otros de PVC o aluminio. Por último, también se hará una reestructuración de la instalación eléctrica y se cambiará la caldera.

Más iluminación

A estos trabajos se le sumará otra reforma, con un coste cercano a los 4.000 euros, para reforzar la iluminación actual. El Consistorio ya modernizó el alumbrado del frontón por otro más eficiente, si bien el objetivo de la nueva actuación será dotarle de nuevos puntos de luz para acabar con los puntos oscuros que existen en la actualidad.

Temas

Muskiz