Reclaman al Gobierno vasco actuar en un vertedero con lindane en Barakaldo

Javier Vázquez ayer en las inmediaciones del vertedero. / S. LL.
Javier Vázquez ayer en las inmediaciones del vertedero. / S. LL.

Ekologistak Martxan alerta a emergencias del «problema de salud y medioambiental» en una parcela de El Regato que el Ejecutivo autonómico ordenó recuperar en 2014

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Han pasado más de cuatro años desde que el Gobierno vasco ordenara descontaminar y recuperar medioambientalmente el vertedero en el alto de Modorreta, en el barrio baracaldés de El Regato, y todavía no se ha actuado en la zona. Así lo denunció ayer Ekologistak Martxan, que se acercó hasta el paraje desde donde alertó telefónicamente al servicio de emergencias para exigir una solución «a este problema medioambiental y de salud pública», según detalló su portavoz, Javier Vázquez, ya que en la zona hay presencia de lindane.

La resolución del Gobierno vasco que ordena a los propietarios del terreno recuperar el paraje, ubicado en las inmediaciones del colegio El Regato, data de finales del 2014. Entonces el expediente daba por confirmada la contaminación de las aguas del arroyo soterrado existente junto al vertedero, en el que entre 1981 y 2013 se depositaron residuos inertes de construcción e industriales. También prohibía el uso de la superficie para los fines agropecuarios que se venían dando.

En Medio Ambiente señalaron que todavía se sigue con el expediente. «Se han hecho requerimientos para que se cumpla la orden», afirmaron. No obstante, apuntaron que no hay razones de urgencia más allá de su cumplimiento. Vázquez alertó, entre otros riesgos, del peligro que supondría un incendio forestal en el entorno, ya que podría suponer la descomposición del lindane en fosgeno, un componente presente en el pesticida que se empleó como agente químico en la Primera Guerra Mundial.

«Punta del iceberg»

Ekologistak Martxan hizo un llamamiento a los partidos políticos. «Que se ocupen del alumbrado está bien, pero es más importante que se ocupen de la salud pública y del hábitat. No se puede estar esperando durante años a que se ejecute una orden ya acordada, y desde 2014 no se ha movido nada», denunció su portavoz. Según señaló, este caso y el denunciado en el antiguo basurero de Enekuri este mes suponen únicamente «la punta del iceberg del problema que tiene Bizkaia».

El concejal de Medio Ambiente, Gorka Etxebarria, visitó ayer la zona acompañado de un técnico. También el concejal de Irabazi, Eder Álvarez, que criticó que siga sin reunirse la Mesa de trabajo creada para el seguimiento del embalse de Oiola. Hace meses pidieron abordarlas filtraciones de agua detectadas en la celda de lindane del Argalario.