Reciclaje y arte van de la mano en Santurtzi

La artista local, Jennifer Cano, guió a los pequeños a la hora de crear sus obras./Diana Martínez
La artista local, Jennifer Cano, guió a los pequeños a la hora de crear sus obras. / Diana Martínez

El colegio Calasanz ha implicado a sus alumnos en un proyecto artístico y medioambiental que se expondrá en un gran mural el 14 de junio

DIANA MARTÍNEZSanturtzi

Reciclaje y arte se han unido en Santurtzi para proteger el medioambiente. Y, cómo no, concienciar a los más jóvenes sobre la importancia de su cuidado. El colegio Calasanz está llevando a cabo una campaña de sensibilización para sensibilizar a los escolares sobre la necesidad de hacer un uso racional de los envases de plástico. Para ello, han realizado un proyecto artístico y medioambiental, llamado 'Mares de plástico', con el objetivo de abordar la problemática de acumulación de este material en los mares y sus consecuencias nefastas para el planeta.

«Queremos implicar a todo el alumnado en esta actividad para animarles reciclar, a cuidar el planeta y a trabajar la imaginación», explicó el director del centro, Javier Moratinos. Con la colaboración de Jennifer Cano, artista local, los alumnos de todos los cursos, desde Infantil hasta la ESO, han dado rienda suelta a su creatividad para transformar envases de plástico en obras de arte. La idea de hacer esta actividad salió de la joven. Quería dar el «mensaje tan importante que es salvar nuestro planeta, porque solo tenemos uno», advirtió.

El proyecto consiste en intentar reducir los residuos que se generan en los hogares y convertirlos en piezas artísticas, «que los niños vean que la basura puede volver a tener una nueva vida, en lugar de acabar en vertederos o en el mar», remarcó. Se trata, a su vez, del primer trabajo en cuanto a contaminación que realiza esta artista santurtziarra, pero no será el último. «A partir de ahora mi obra estará encaminada a dar una nueva vida al material de desecho», aseguró.

Uno de los ejes del programa Agenda 21 es el cuidado del planeta y, gracias a esta iniciativa, los alumnos han sido «conscientes de la cantidad de residuos de plástico que generan en una semana y están enviando ese mensaje a sus familias», explicó Teresa Monge, profesora del centro. Los escolares captaron pronto el mensaje. «Ya he enseñado en casa que hay que poner otra basura para el papel y el cartón», relató Oiher San José, un alumno de 4º de Primaria.

Charlas con expertos

Para llevar a cabo la iniciativa, el centro marinero colocó unos contenedores en el patio infantil y en la entrada del frontón para que el alumnado depositará allí las botellas, tapones, bolsas y todo tipo de residuos de plástico que se generan en sus casas. Se recogió una gran cantidad de residuos, que se introdujeron en bolsas y ocuparon totalmente el frontón –alrededor de 30 metros de largo y unos 11 metros de ancho–.

En la misma línea, la campaña 'Mares de plástico' ha incluido una serie de charlas con expertos en la problemática medioambiental, como 'Ver Ballenas', de la mano de Gorka Ocio. Los más pequeños han aprendido la importancia de reciclar, ya que «los peces se quedan enganchados en los plásticos y no queremos que mueran», expresó Noa Gil, de 4º de Primaria. Todas las obras se expondrán en el centro el próximo 14 de junio, con motivo de la fiesta de fin de curso.