«Queremos la eutanasia para todos los pacientes que la pidan»

El hijo y el marido de Maribel Tellaetxe, junto a alcalde de Portugalete, en su comparecencia en el Ayuntamiento./FERNANDO GÓMEZ
El hijo y el marido de Maribel Tellaetxe, junto a alcalde de Portugalete, en su comparecencia en el Ayuntamiento. / FERNANDO GÓMEZ

La familia de una mujer de Portugalete afectada de alzhéimer reclama el «derecho a morir con dignidad» para «todos» los afectados por enfermedades neurodegenerativas y psiquiátricas

Fermín Apezteguia
FERMÍN APEZTEGUIA

«Queremos la eutanasia para todos los pacientes que la pidan. Todo el mundo tiene derecho a decidir su final». Txema y David Lorente, marido e hijo de una paciente de Portugalete afectada de alzhéimer, Maribel Tellaetxe, han defendido hoy en el Ayuntamiento de la villa jarrillera el derecho de «todos los afectados por enfermedades psiquiátricas y neurodegenerativas a decidir con libertad sobre el final de su vida«.

Su petición, casi un ruego por la forma en que uno y otro se han expresado ante los medios de comunicación, llega avalada por las más de 163.000 firmas que la familia ha recogido en los dos últimos meses para reclamar al Congreso un impulso definitivo a la ley de eutanasia, y el apoyo dado ayer mismo por el pleno de la Corporación municipal a su demanda. Todos los partidos políticos, a excepción del PP, que se abstuvo, impulsaron anoche una declaración institucional a favor de la despenalización de esta práctica y por el derecho a morir dignamente. El alcalde de la localidad, el socialista Mikel Torres, ha arropado a los familiares en su comparecencia pública.

«No entendemos una ley que obligue a sus ciudadanos a morir aullando», ha defendido el hijo de la mujer, afectada por la enfermedad del olvido desde hace 17 años. Su marido ha recordado en su intervención unas palabras, según cuenta, pronunciadas por su esposa hace solo un año. «'Esto no lo quiero. Esto es muy duro. Esto no lo quiero, no, no, no' Solo recordarlo me rompe el corazón«, ha afirmado Txema Lorente. »Los cuidados paliativos -ha añadido- alivian el dolor físico, pero no el emocional«.

«Respeto y tolerancia»

Su hijo ha defendido asimismo la necesidad de que el Parlamento desbloquee la iniciativa legislativa socialista a favor de la eutanasia, «tal como exige la mayoría de la sociedad». Una encuesta de 2017, «la última que tenemos conocimiento», concluye según ha recordado que la mayoría de los españoles está a favor de su despenalización, incluidos los votantes de las dos formaciones que están paralizando el proceso. «El 80% de los seguidores de Ciudadanos y el 66% de los del PP lo quiere así», ha matizado. «Lo único que se está pidiendo es respeto y tolerancia para todas las formas de entender la vida y la muerte».

Los familiares cuentan que la voluntad de Maribel Tellaetxe (Barakaldo, 1943) de que le fuera aplicada la eutanasia le fue expresada a sus hijos hace varios años. «Tenéis que hacerme una promesa», les debió decir. «El día que no recuerde uno de vuestros nombres, ese primer día que veáis que os confundo, que no sepa cómo os llamáis, por favor no esperéis a que me olvide de vosotros, a que no os reconozca como hijos o que no reconozca a aita. Ese día, me tenéis que dejar marchar«. El día, cuenta la familia, ha llegado y el proceso para el cumplimiento de su voluntad, se ha puesto en marcha. En los próximos días, la familia acudirá al Congreso de los diputados para entregar los miles de apoyos recibidos desde el pasado 30 de noviembre en forma de firmas solidarias.