El Puerto de Bilbao, a la cabeza de la sostenibilidad mundial

Un total de 44 empresas han participado con la Autoridad Portuaria en este proyecto. / PEDRO URRESTI
Un total de 44 empresas han participado con la Autoridad Portuaria en este proyecto. / PEDRO URRESTI

Las instalaciones vizcaínas obtienen un certificado internacional en materia de medio ambiente que avala su estrategia para reducir el impacto de su actividad

AZAHARA GARCÍASANTURTZI.

El Puerto de Bilbao ya está a la cabeza de la sostenibilidad mundial. Coincidiendo con el Día Internacional del Medio Ambiente, las instalaciones vizcaínas acogieron ayer un acto en el que se hizo entrega al presidente de la Autoridad Portuaria, Ricardo Barkala, de la Declaración Ambiental de Producto, un certificado internacional que recoge los impactos ambientales de los servicios derivados de la actividad portuaria y que nunca antes se había otorgado a ningún otro puerto del mundo.

Esta distinción -en inglés, Enviromental Product Declaration (EDP)- es fruto de la colaboración de un total de 44 empresas que operan en el recinto ubicado en Santurtzi y Zierbena. «Esta certificación no la ha logrado solo la Autoridad Portuaria, sino que es mérito de todos los que trabajamos aquí», destacó el máximo responsable de la instalación dependiente del Ministerio de Fomento.

Para aspirar a este certificado, que ha contado con el asesoramiento del centro de investigación y desarrollo tecnológico Tecnalia, el Puerto de Bilbao elaboró un informe durante el año 2016 con los datos, a cierre de 2015, de las empresas participantes en el convenio. La complejidad del proyecto y la gran cantidad de datos analizados ha hecho que el estudio finalizara en 2018 y la obtención del certificado se haya otorgado en 2019. Dentro de las variables que fueron objeto de estudio se encuentran, entre otras, las materias primas utilizadas, la emisión de partículas, el agua usada, el mantenimiento de las instalaciones o el consumo de combustible de la diferente maquinaria que cada día se pone en marcha dentro del puerto.

Un trabajo pionero a nivel mundial. «Cuando nos pusimos manos a la obra con este trabajo no existía ningún documento similar», reconoció Barkala, quien añadió que «si cualquier otro puerto quiere realizar un texto como éste deberá hacerlo según las directrices que nosotros hemos marcado».

14 millones de inversión

Una vez realizado el análisis, el equipo encargado de realizar el informe llegó a la conclusión de que los materiales de construcción son los que tienen un impacto más relevante en el ecosistema, si bien el del combustible y la electricidad también es bastante considerable. Tras la elaboración del diagnóstico, el siguiente paso consistió en identificar los puntos de mejora e iniciar estrategias para llevarlas a cabo.

Así, las empresas que operan dentro de estas instalaciones portuarias se han comprometido a tomar medidas para reducir su impacto ambiental. Entre ellas, renovar la flota de vehículos para que estos sean propulsados por combustibles alternativos, emplear electricidad de fuentes que sean 100% renovables y a reutilizar un 85% de los materiales de construcción en la puesta en marcha de nuevos muelles. Además, el Puerto de Bilbao participará en todos aquellos proyectos europeos que fomenten el uso de combustibles más limpios para el funcionamiento de los buques.

Otro de los pasos más importantes dados en materia de sostenibilidad ha sido la renovación del Convenio de Buenas Prácticas Ambientales que las empresas firmaron con la Autoridad Portuaria.

En base a este pacto, las firmas que operan en el recinto desembolsaron alrededor de 14 millones para mejorar sus procesos de producción con el objetivo de reducir el impacto ambiental de sus actividades. «Un presupuesto que en ningún momento se ha visto como un gasto, sino como una inversión en materia de sostenibilidad», destacó el presidente de la Autoridad Portuaria.