Una grúa gigantesca en el Puerto de Bilbao

La construcción de la colosal pieza ha durado 18 meses./Autoridad Portuaria de Bilbao
La construcción de la colosal pieza ha durado 18 meses. / Autoridad Portuaria de Bilbao

Se trata de una máquina destinada al cargamento de mineral, de 2.500 toneladas y 64 metros de altura, que ha sido embarcada en una pontona para ser trasladada, en principio este sábado, a Gante

DIANA MARTÍNEZZierbena

El Puerto de Bilbao ha marcado un nuevo hito. El muelle A3 de Zierbena ha acogido durante los últimos dieciocho meses una construcción de gran envergadura y este pasado lunes la mayor operación de carga realizada hasta la fecha en el recinto portuario. Se trata de una grúa destinada al cargamento de mineral, que pesa 2.500 toneladas y mide 64 metros de alto, 110 de largo y 37, 5 de ancho. La colosal pieza fue un encargo de ArcelorMittal para su sede en Gante (Bélgica). En una laboriosa operación, ha sido embarcada en una pontona para su traslado, en principio mañana, a la ciudad belga.

El proyecto del desarrollo de ingeniería y la fabricación de esta estructura lo ha llevado a cabo la empresa industrial URSSA en su planta de Vitoria desde el año 2015. Además, la misma empresa lleva realizado el montaje de semejante construcción en el Puerto de Bilbao desde el verano de 2017. El coste ha sido de 10 millones y medio de euros. En este proceso han trabajado una media de entre 100 y 120 trabajadores, así como alrededor de 30 empresas de la zona.

Una vez construida, la grúa se ha trasladado íntegra a través de unos raíles provisionales instalados para la ocasión, con el objetivo de ser trasladada hacia la barcaza Caroline, también de origen belga y con una longitud de 125 metros. Según ha explicado Amaia Vasallo, project manager de URSSA, debajo de los pies de la estructura se colocaron unas plataformas hidráulicas ('multiwheelers') para que todo el peso de la construcción descansara sobre ellas, deslizándose así hasta el borde del muelle donde, mediante unas rampas, se procedió a cargar la estructura en la propia barcaza. La actuación completa duró cerca de tres horas.

Trabajos para asegurar la estabilidad

La empresa del norte de Italia, Danieli Special Cranes, se encargará de transportar la carga. La previsión es que la pontona salga este sábado rumbo a Bélgica, pero si hay algún cambio meteorológico partirá el domingo. El viaje hacia Gante durará aproximadamente seis días.

En estos momentos se está llevando a cabo el trincaje que consiste en, además de asegurar los sistemas de arriostramiento -necesarios para garantizar la estabilidad de la pieza-, atar la propia grúa a la barcaza «para evitar movimientos no deseados», comentó la responsable del proyecto. Una vez completada esta fase, la maniobra de salida de la grúa en la pontona se hará con la asistencia de los remolcadores de Ibaizabal.