Un programa de becas inserta en empresas a siete jóvenes de Abanto

Siete empresas toman parte este año ofertando las becas en la localidad minera. / S. LLAMAS
Siete empresas toman parte este año ofertando las becas en la localidad minera. / S. LLAMAS

Los participantes, todos menores de 30 y sin experiencia, trabajarán durante seis meses en los campos para los que se han formado inicialmente

SERGIO LLAMAS ABANTO.

No es sólo tener una oportunidad laboral, sino trabajar de aquello para lo que se han formado. El programa Gaztedi Meatzalde Bekak, que en esta segunda edición facilitará durante seis meses prácticas remuneradas en empresas a 20 jóvenes menores de 30 años de la Zona Minera -sin experiencia en el campo-, funcionará a partir del próximo lunes a pleno rendimiento en Abanto. Entonces se incorporará al Museo Minero el séptimo de los siete beneficiarios de la localidad.

La alcaldesa minera, Maite Etxebarria, recibió ayer a los jóvenes participantes y a los responsables de las empresas donde llevan a cabo las prácticas: Dikoin, Naces, Kopylofer, Bidaideak, Meatzlaldeko Behargintza, Berziklatu y el propio Museo Minero. El proyecto tiene financiación de la Diputación Foral de Bizkaia (45.000 euros para toda la comarca) y del Consistorio (12.491 euros cada año).

Ilusionados

«Hemos padecido números muy críticos con hasta un 20% de paro. Ahora andamos por un 14%. Evolucionamos bien, pero todavía somos una comarca castigada», recordó ayer la alcaldesa, que pidió a los jóvenes que aprovechen la oportunidad.La concejal de Euskera y Juventud, Nerea Ruiz, les felicitó y les recordó que es una oportunidad para formarse y mejorar su currículum. También para meter un pie en una empresa. El responsable del Behargintza, Juanma Cobos, recordó que tienen a su disposición las ayudas a la contratación para seguir contando con estos jóvenes cuando finalice el plazo de formación. «La tramitación es muy sencilla», añadió.

Sin ir más lejos, en el Museo Minero han contratado al joven que el año pasado realizó las prácticas en mantenimiento, aprovechando una jubilación. «Este año viene un documentalista, y hemos tenido mucha suerte porque está muy preparado, tiene dos carreras. Éste es un programa que funciona», aseguró su directora, Haizea Uribelarrea.

Christian Paniagua, de 22 años, se reconoció ayer muy ilusionado con su nuevo trabajo en la empresa Bidaideak, dedicada al transporte de personas con movilidad reducida. Él tiene un grado en electromecánica y repara los vehículos. «Tengo un compañero que es la leche y me deja tocar bastante. Es lo que yo buscaba. Esto no se puede rechazar», añadió.

Temas

Abanto
 

Fotos

Vídeos