Un premio de muchos quilates

El dueño del negocio, Paulino García, posa junto a su compañera Mari Carmen Martín. / PEDRO URRESTI
El dueño del negocio, Paulino García, posa junto a su compañera Mari Carmen Martín. / PEDRO URRESTI

La Joyería Tomás de Santurtzi recibe una importante distinción internacional considerada como los Oscar del sector

DIANA MARTÍNEZ SANTURTZI.

Dedicarse a las joyas significa entrar en un mundo de belleza, arte y armonía, de buscar la magnificencia en la esencia de las formas. Así es como define el noble arte de la joyería la firma italiana Pesavento, que este año ha galardonado con el premio de Creatividad y Exposición a la Joyería Tomás de Santurtzi, un establecimiento con solera ubicado en el corazón del municipio. Estos galardones están considerados como los Oscar de la joyería y el negocio regentado por Paulino García ha sido el primero de España en conseguirlo.

El pequeño comercio regentado por Paulino García recibió el premio en la categoría de Creatividad y Exposición en la Feria Internacional dedicada a la joyería y la moda en Vicenza (Italia), la más importante a nivel mundial, el pasado mes de septiembre. Esa posibilidad de brindar algo diferente y novedoso, que atrajera a un público distinto fue la clave para este reconocimiento a nivel internacional. «Marcamos una tendencia, una innovación, y lo que se trata es que el público vea que se van haciendo cosas nuevas en este sector», explicó el dueño del establecimiento.

Desde la Joyería Tomás Santurtzi, aseguran que el secreto es solamente «ponerle cariño al trabajo que haces diariamente». Este premio supone «un gran reconocimiento por el trabajo diario que hacemos, porque no somos una tienda de los Campos Elíseos ni de Londres; estamos en Santurtzi, nuestro pueblo, y nos movemos en un ámbito más localizado», expresó el galardonado.

La distinción reconoce que «el talento no se ve solo por estar en la Gran Vía de Bilbao; el talento está en muchas cosas y en muchos sitios», declaró García. Además, el nivel de competencia en la Feria es alto. La joyería santurtziarra se ha batido en duelo con locales de París o Londres. Casi nada. «Compites con joyerías que juegan en Champions, y yo juego en Regional, por eso nos ha descolocado este premio, es como ganar un Oscar», manifestó el comerciante marinero.

«Nos hemos hecho grandes»

En una palabra, «incredulidad». Ganar el premio fue una «gran sorpresa». «Estamos muy contentos por el logro y el trabajo realizado. Somos pequeños, pero ahora mismo nos hemos hecho grandes. Y eso creo que tiene un valor», recalcó el galardonado.

Los productos que hicieron ganar a la Joyería Tomás de Santurtzi fueron, sobre todo, los collares y las pulseras. Una pieza en concreto que mostraron para el certamen tiene una característica especial: se adapta al cuello y, aunque se doble, se vuelve a ajustar. «Se le ha dado una forma al material que hace que se reajuste y adapte con cada persona», explicó García. «Esas pequeñas cosas son importantes», añadió.

 

Fotos

Vídeos