El pozo Ostión de La Arboleda, con los niveles de agua más bajos

La pérdida de líquido ha dejado a la luz un coche que se encontraba hundido. / E. C.
La pérdida de líquido ha dejado a la luz un coche que se encontraba hundido. / E. C.

El lago, el mayor reclamo turístico del entorno, presenta una imagen inusual debido a una fuga en una válvula de las galerías subterráneas

DIANA MARTÍNEZTRAPAGARAN.

El pozo Ostión de La Arboleda presenta estos días una imagen inusual. La cuenca minera, inundada hace 40 años por filtraciones subterráneas tras cesar la extracción de hierro y convertida en el mayor lago de la zona, registra los niveles de agua más bajos de su historia. Tras haber realizado varias inspecciones y un estudio geológico en el lugar para determinar la causa del significativo vaciado, la Agencia Vasca del Agua (URA) confirmó ayer a este diario que el motivo ha sido una fuga en una válvula de las galerías subterráneas, que se procederá a reparar en las próximas semanas.

Se repite por tanto el episodio ocurrido en el año 2008, que al igual que ahora causó una gran expectación en los vecinos de este barrio de Trapagaran. En aquel momento, se produjo un descenso del nivel de agua de hasta 6 metros. El coste de los trabajos fue de 50.000 euros y URA dio por resueltos los problemas de vaciado del pozo en 2012.

Si ya de por sí el aspecto que luce estos días el pozo, uno de los grandes reclamos turísticos del entorno, es impactante, la pérdida de agua ha dejado a la luz un coche totalmente destartalado que se encontraba sumergido. Por ello, el regidor de Trapagaran, Xabier Cuéllar, ha instado al departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Bizkaia, ente titular del lago, a que se proceda a llevar a cabo una limpieza completa del fondo del pozo, además de retirar el vehículo. «Lo harán, está confirmado», aseguró el alcalde minero.

Gallarta-Ortuella

Los expertos de URA han tardado unos días en dar con el motivo que explica este descenso del nivel de la lámina del agua en el embalse. El abastecimiento de agua para regadío del campo de golf situado en La Arboleda se barajó en un principio como causa del precipitado vaciado del lago.

Los técnicos fluviales valoraron la posibilidad, pero confirmaron que la instalación deportiva «no tiene nada que ver». Asimismo, se ha requerido la presencia de la institución foral en la zona afectada y poder llevar a cabo una actuación para reparar la tubería dañada y frenar la pérdida de líquido, un trabajo que aún está por definirse. «Ya hemos hablado con ellos e irán allí a solucionar el problema», apuntó Cuéllar.

El pozo Ostión se halla sobre el hueco que dejó una antigua explotación para la extracción de mineral de hierro. La salida del mineral se producía a través de una galería subterránea, que comunicaba con el valle de La Orconera-Zeitegi. Concluida la explotación del mineral, dicha galería subterránea se selló con hormigón para dar lugar a un embalse y así completar las necesidades de abastecimiento de agua de las instalaciones mineras en Gallarta-Ortuella. Su nombre, según cuentan algunas leyendas, se debe a un capataz que no hablaba bien castellano, aunque sabía pronunciar con claridad una frase a los jornaleros: «Si tú no trabajar, yo dar ostión».