Portugalete mantendrá las mismas áreas municipales esta legislatura

Los ediles electos, ayer en el pleno de estructura. / A. GARCÍA
Los ediles electos, ayer en el pleno de estructura. / A. GARCÍA

Torres tendrá un equipo con pocos cambios en el que habrá un total de doce áreas dirigidas por siete concejales

AZAHARA GARCÍAPORTUGALETE.

La nueva legislatura ya está en marcha. El Ayuntamiento de Portugalete celebró ayer el pleno de estructura en el que se fijaron las diferentes comisiones, grupos de trabajo y representaciones municipales en los distintos órganos colegiados. El nuevo Gobierno, presidido por el socialista Mikel Torres, que venció con claridad en las elecciones del pasado 26 de mayo, se mantiene de forma idéntica al de los últimos cuatro años.

Las áreas serán las mismas, un total de 12. Los siete concejales que las dirigen tampoco varían. Así, María José Blanco seguirá al frente de Alcaldía, que engloba los departamentos de Euskera, Participación Ciudadana e Innovación Social. Además, Blanco también se ocupará de Hacienda y Servicios Sociales. Jon Pesquera dirigirá los departamentos de Recursos Humanos, Obras y Mantenimiento de Espacios Urbanos, así como Vivienda y Urbanismo. Mientras Gorka Echave será concejal del área de Servicios, Medio Ambiente, Sanidad y Consumo.

Estíbaliz Freije fue nombrada edil delegada de Cultura y Fiestas y también de Nuevas Tecnologías y Comunicación Ciudadana. El área de Educación, Juventud y Deportes estará dirigida por Loli Torres, con delegación especial para asuntos de juventud a Iker Villalba, quien también se encargará de Seguridad Ciudadana y de gestionar las relaciones entre el Consistorio y la sociedad municipal Demurporsa. Por último, la concejalía de Promoción Económica, Empleo, Comercio y Turismo estará encabezada por Arantza Martínez, con delegación especial en materia de comercio a Javier Carretero y en promoción turística Loli Torres.

En cualquier caso, la estructura del Gobierno local de Portugalete se encuentra todavía sujeta a cambios debido a las negociaciones abiertas entre el PSE y el PNV en las que se determinará si los jeltzales entran o no en el Ejecutivo de Torres. «Estas conversaciones se enmarcan en el pacto que ambas formaciones firmamos tras las elecciones», explicó el alcalde jarrillero. En virtud de este acuerdo, el partido que haya ganado los comicios sin obtener mayoría absoluta tiene la obligación de invitar al otro a formar parte del Gobierno.

Los plenos, de mañana

El único punto del orden del día que generó debate entre los partidos fue el relacionado con el sueldo de los concejales. EH Bildu propuso una bajada de los salarios del 20% para que los representantes políticos, en palabras de la portavoz de la formación abertzale, Irati Tobar, «se adecuen a la realidad de los vecinos de Portugalete».

Para la coalición soberanista, incluso con esa reducción las asignaciones económicas seguirían siendo altas en comparación con los salarios que recibe el trabajador medio de la villa. Aunque EH Bildu y Elkarrekin Podemos votaron a favor, la propuesta fue desestimada por el rechazo del PSE y el PP y la abstención del grupo nacionalista.

La hora de los plenos ordinarios también fue puesta en cuestión por los ediles independentistas como por la formación morada. Ambos grupos estuvieron de acuerdo en la idoneidad de que las sesiones se celebren por la tarde, y no a las nueve y media de la mañana como viene siendo habitual. «Esta medida daría más opciones a los vecinos a poder acudir a los plenos y favorecería la participación ciudadana en el Gobierno del municipio», destacó la portavoz de Elkarrekin Podemos, Natalia Rey, que añadió que también facilitaría la conciliación de los propios ediles con sus trabajos fuera del Consistorio.