Portugalete estudia el uso de drones para retirar nidos de gaviotas

El Consistorio espera no tener que volver a actuar este año. / F. GÓMEZ
El Consistorio espera no tener que volver a actuar este año. / F. GÓMEZ

El Ayuntamiento ha eliminado este año un total de 43 ponederos, pero busca otro método «más rápido y eficaz»

AZAHARA GARCÍAPORTUGALETE.

En lo que va de 2019 Portugalete ha retirado 43 nidos de gaviota patiamarilla de los tejados del municipio. Dentro de estos ponederos, la empresa especializada en erradicar plagas de aves que ha llevado a cabo esta labor encontró once pollos y 87 huevos. Todos ellos, por ser especie protegida, «han pasado a disposición de la Diputación de Bizkaia, que se encarga de mantenerlos en lugares adecuados para ellos», explicó el alcalde portugalujo Mikel Torres.

El método por el cual el Ayuntamiento tienen noticia de los nidos de gaviotas es, principalmente, a través de las notificaciones de los vecinos. «Muchas personas empiezan a escuchar ruido de gaviotas y sospechan que puede haber alguno en su tejado», explica el primer edil. Si eso ocurre, la comunidad se pone en contacto con el Consistorio que recurre a una empresa especializada para que se haga cargo del nido. En otras ocasiones, es el propio Ayuntamiento el que puede sospechar de alguna plataforma de nidificación al observar los lugares que frecuentan los pájaros. En ese caso, el procedimiento sería el contrario. «Somos nosotros los que acudimos a los vecinos para que nos dejen las llaves de la azotea», apunta Torres.

Sin embargo, el equipo de gobierno baraja nuevos métodos para revisar los edificios de la localidad. El Ayuntamiento ya está estudiando la posibilidad de realizar barridos por los tejados con drones. «Hay que ver si nos dan los permisos», precisa el alcalde.

Periodo de cría

«De ser así nos facilitaría mucho la labor de localización de los nidos», añade. El regidor socialista señala que en muchas ocasiones acuden a los inmuebles donde se sospecha que puede haber gaviotas y finalmente no hay nada. «Con un dron sería todo mucho más rápido y eficaz», arguyó.

Mientras tanto, el Consistorio ha revisado hasta 44 edificios, donde se han encontrado 26 nidos. El periodo de cría de las gaviotas patiamarillas tiene lugar durante el primer semestre del año, por lo que desde el Consistorio esperan no tener que volver a actuar hasta el año que viene. Las aves se vuelven agresivas en época de cría, roban comida de las terrazas y dañan los tejados.