Portugalete controlará la población de gaviotas para evitar problemas

Las aves se vuelven agresivas en época de cría, roban comida de las terrazas y dañan los tejados

HELENA RODRÍGUEZ PORTUGALETE

Como villa marinera que es, en Portugalete las gaviotas son residentes habituales. Sin embargo, tanto los vecinos como los responsables municipales han constatado que, «en los últimos años, la población de esta especie, en su variedad patiamarilla, ha aumentado rápidamente», reconoce el edil de Seguridad Ciudadana, Gorka Etxabe. Para evitar problemas, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña de control que se desarrollará a lo largo del verano.

Con una gran capacidad de adaptación y un don innato para el oportunismo, estas aves han encontrado en las poblaciones un lugar perfecto para alimentarse. Con una vida media de 50 años, no cuentan con depredadores, por lo que su colonia va en continuo aumento. Al igual que en todas las especies animales cuando hay crías de por medio, aumenta el mal humor de los progenitores, cuyos graznidos incomodan para conciliar el sueño. También, se han producido «ataques puntuales a trabajadores que acceden a los tejados y a los residentes de los últimos pisos», confirma Etxabe. A eso hay que añadir, el robo de comida en las terrazas y el deterioro de los tejados donde anidan, con más atascos y roturas de canalones y bajantes.

«Ahora mismo no son un gran problema, pero es necesario actuar de forma preventiva corrigiendo su asentamiento lo antes posible», anuncia el concejal socialista. Para ello, se ha contratado a una empresa especializada que ya ha comenzado a censar y a retirar nidos. En las primeras semanas del verano, se han anulado cinco ponederos y se han capturado quince pollos, entregados en el centro de recuperación de Gorliz.

«Al ser el primer año que se hace, y como se ha empezado un poco tarde, encontramos más crías, pero no es lo normal. El año que viene arrancaremos en abril o mayo y se actuará sobre los huevos evitando que eclosionen», explica Julen Zuberogoitia, de la empresa Euskalfalcon. La firma ya ha localizado una veintena de familias y el Consistorio ha habilitado un teléfono, el 94 472 92 52, para que los vecinos puedan informar de nuevas ubicaciones.

Conejos de Ballonti

Por otro lado, la población de conejos en la zona de Ballonti ha experimentado un repunte en los últimos meses. Para evitar que su número se descontrole, la Diputación está realizando capturas, según confirmaron ayer desde el Consistorio jarrillero. Estos mamíferos son retirados y llevados a centros de recuperación animal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos