Vigilantes de seguridad han acompañado ya a 147 chicas por la noche en fiestas de Santurtzi

En la noche de su estreno ya se decidió que la medida duraría todas las fiestas./Luis Ángel Gómez
En la noche de su estreno ya se decidió que la medida duraría todas las fiestas. / Luis Ángel Gómez

Un alto porcentaje de menores de edad han solicitado este servicio pionero para volver a casa en los primeros cuatro días de los 'cármenes'

SILVIA OSORIO

La espiral de acoso machista que en los últimos tiempos sacude las juergas nocturnas de las fiestas patronales mantiene en vilo a mujeres y padres de chicas menores de edad que desean que la vuelta a casa se produzca sin sobresaltos. En Santurtzi, este año se respira mayor tranquilidad en ese delicado momento gracias al servicio gratuito de acompañamiento a mujeres que el Ayuntamiento ha puesto en marcha en la presente edición de los 'cármenes' y que tiene como objetivo prevenir agresiones sexistas.

El éxito de esta medida pionera es rotundo. Según datos aportados por fuentes municipales, ya son 147 chicas las que han sido escoltadas a sus casas, con un alto porcentaje de menores de edad. En la noche del estreno, la madrugada del viernes al sábado, se registraron 39 acompañamientos. Al día siguiente, una jornada potente por ser el primer sábado festivo, 34. El domingo, más flojo en lo que a la noche se refiere, fueron 11 mujeres las que hicieron uso del servicio, y en la noche del lunes al martes, día grande del festejo, la cifra se disparó hasta las 63. El 65% de ellas tenían menos de 18 años.

En un principio estaba previsto que el servicio se ofreciera solo durante el primer fin de semana. Tal ha sido la aceptación que ya desde la primera noche se decidió mantener esta medida durante todos los días que dura la jarana. «La valoración es positiva, porque es una medida que complementa a otras de concienciación que ya venimos haciendo en fiestas, como el reparto de información o de pulseras. La acogida que ha tenido es muy buena y quienes han hecho uso del servicio lo valoran de forma muy positiva», señaló ayer a este diario la alcaldesa santurtziarra, Aintzane Urkijo.

La cobertura se presta de la mano de la Policía local y los acompañantes salen cada hora, entre la una y las seis de la madrugada, desde la carpa de la DYA en el Parque de las Olas. Aunque en otras localidades se ha hecho algo similar con voluntarios, el Consistorio vizcaíno y la comisión de fiestas tenían claro que el servicio debía ofrecerse con profesionales. La idea era que fueran cuatro auxiliares los que se encargaran de atender el servicio. Sin embargo, se han quedado cortos. El propio jefe de la guardia urbana, Juan Núñez, ya confirmó hace unos días que si era necesario reforzarlo con más gente, así se haría.

Más agentes

Un portavoz del Ayuntamiento marinero confirmó que el servicio está «incorporando más personal de la Policía en función de la demanda existente». «Mis aitas me dejan quedarme hasta las 2 de la mañana y, si mis amigas se quedan más, otras veces bajaba mi padre desde Kabiezes a buscarme. Este servicio está genial porque así, el pobre, no tiene que venir a por mí, y yo no paso malos ratos camino de casa», afirmaba una usuaria menor de edad.

 

Fotos

Vídeos