Polémica en un gimnasio de Barakaldo por cerrar 21 días en agosto por obras y cobrar las cuotas

El centro está ubicado en el mercado de abastos. / S. O.
El centro está ubicado en el mercado de abastos. / S. O.

Usuarios del centro 'low cost' del mercado de abastos, que ofrece como alternativa acudir a Bilbao, han comenzado a recoger firmas

SERGIO LLAMASBARAKALDO.

El cierre para acometer obras de mejora durante 21 días del gimnasio 'low cost' Basic Fit, en el mercado de abastos de Barakaldo, ha puesto en pie de guerra a varios de sus usuarios. Algunos afectados han iniciado una recogida de firmas para presentar una reclamación conjunta contra la empresa, a la que piden que no se les cobre la cuota durante ese periodo.

A través de un cartel a la puerta de las instalaciones, y de un mensaje que han recibido algunos usuarios, Basic Fit ha informado que el local de Barakaldo cerrará del 5 al 25 de agosto -ambos días incluidos-para incorporar mejoras. «A partir del día 26 podrás disfrutar de nuevas instalaciones, nueva maquinaria de fuerza y cardio y nueva zona funcional mejorada», recoge el mensaje. Entre tanto, la empresa ofrece a sus abonados la posibilidad de que utilicen las instalaciones que la marca tiene en Zabalburu (Bilbao), «a 15 minutos utilizando la línea 2 del metro», añaden.

En la recogida de firmas, que cuenta ya con un centenar de apoyos, los afectados critican que no se trata de ningún privilegio ya que desde el momento de la inscripción se les informa de que pueden utilizar cualquiera de los centros que Basic Fit tiene repartidos por Europa (629 clubs) y España (33 gimnasios). «A todo ello habría que sumarle el gasto económico y de tiempo que supondrá el desplazamiento a más de 7 kilómetros», critican en el escrito, donde exigen una compensación. Basic Fit, preguntada por este medio, tan solo reconoció ayer que es conocedora de la situación.

«Llevo ocho años acudiendo a este gimnasio y ya ha pasado por tres cadenas diferentes. A mí lo que me parecería razonable es que no nos cobren este mes», advirtió uno de los usuarios, Manuel Arroyo.

También Alex Ruiz mostró su enfado. Según advirtió, ante la decisión de devolver en el banco el recibo de agosto que se han planteado algunos abonados está el miedo a que se les incluya en alguna de las llamadas listas de morosos. «Cuando renové la inscripción en abril pregunté específicamente si iban a cerrar todo el gimnasio cuando hicieran obras y me dijeron que no», se dolió ayer. Juan Cruz García, otro cliente del centro, se enteró de la noticia a través de una fotografía del cartel que le envió su esposa. «Voy a sumarme a la queja. Lo lógico es que nos devuelvan la parte proporcional a esos días que no van a abrir», defendió el hombre.

Más competencia

En la Oficina de Consumo de Barakaldo (OMIC) señalaron que por el momento sólo han recibido una consulta relacionada con esta queja. La recogida de firmas arrancó el día 26. Las últimas reclamaciones presentadas allí, hace un par de meses, hacían referencia a los problemas con el aire acondicionado en la segunda planta, que al parecer es una de las mejoras previstas en las obras.

En el último año en Barakaldo se han anunciado la llegada de otras dos marcas de gimnasios 'low cost' que prevén abrir sendas instalaciones gigantes: una de la firma Be Up Sport Centre en el BEC, con 5.000 metros cuadrados, y otra de Dreamfit, que se ha hecho con la gestión del centro comercial de Los Fueros, con 5.200 metros cuadrados.