El Pobal reúne por primera vez el legado histórico de las ferrerías de Bizkaia

La diputada de Cultura y Euskera, Lorea Bilbao, ha inaugurado este jueves la muestra./D. F. B.
La diputada de Cultura y Euskera, Lorea Bilbao, ha inaugurado este jueves la muestra. / D. F. B.

El museo de Muskiz cumple 15 años y la Diputación lo celebra con una muestra que aglutina toda la historia de la siderurgia tradicional de la provincia

AZAHARA GARCÍAMuskiz

. A lo largo de la historia mucho se ha hablado en todo el mundo del hierro de Bizkaia. Este material y toda la industria que lo rodea forma parte de la cultura, de la idiosincrasia y del paisaje del la provincia. Por primera vez, todo el patrimonio surgido de la siderurgia tradicional se concentra en un mismo espacio gracias a la exposición 'Burdinoletan zehar. Bizkaia, Territorio Ferrón' con la que la ferrería de El Pobal, en Muskiz, celebra su 15 aniversario como museo. «Durante todos estos años El Pobal ha ido evolucionando hasta convertirse en un museo referencia en Bizkaia», ha afirmado este jueves la diputada de Euskera, Cultura y Deporte, Lorea Bilbao

En la actualidad, existen en todo el territorio alrededor de 70 ferrerías que, a pesar de su estado ruinoso, todavía se pueden identificar. Sin embargo, a lo largo del siglo XIX más de 140 estaban todavía en funcionamiento y se calcula que en toda la historia pudo haber unas 200. «De todas ellas habla esta exposición en la que el visitante podrá encontrar datos inéditos sobre el trabajo que se realizaba en estos centros», ha detallado Marta Zabala, directora del museo de El Pobal.

El legado ferrón es rico y variado, pero escasamente conocido. Esta muestra es, por tanto, una oportunidad única para descubrirlo. La exposición está compuesta por más de 2.000 fotografías e ilustraciones que dibujan en la mente del visitante la forma de trabajar de los antiguos ferrones. Así, refleja a través de imágenes y otros recursos visuales la existencia de estos «viejos ingenios», que han conformado un importante legado cultural, y los muestra al público explorando su particular estética.

Tecnología dron

Para ello, el museo ha contado con la mirada artística de Santiago Yaniz, fotógrafo de larga trayectoria en el campo la arqueología industrial. Gracias a la tecnología dron, se puede comprobar a través de fotografías aéreas cómo se situaban estas construcciones por toda Bizkaia. «Junto al río estaba la ferrería y cerca de ella la casa-torre de sus propietarios», ha explicado la responsable del museo minero. «En muchas ocasiones, también se han encontrado capillas privadas en las inmediaciones de estos edificios», ha añadido.

Asimismo, todas las personas que se acerquen podrán ver una recreación de un oficio caracterizado por su dureza. «El Pobal es la única ferrería que todavía mantiene la maquinaria», ha confesado su directora. Esta exposición supone un primer paso en un proyecto mucho mayor para acercar la historia del hierro de Bizkaia a la ciudadanía. Durante los próximos meses se organizarán charlas y se crearán nuevas rutas temáticas. Además, verán la luz dos publicaciones. Se trata del libro Las Ferrerías de Bizkaia y el estudio de los dibujos de ferrerías vascas del Archivo Foral.