Un pleno dividido da el pistoletazo de salida al proyecto de regeneración de El Calero

El plan prevé la construcción de 550 viviendas./Pedro Urresti.
El plan prevé la construcción de 550 viviendas. / Pedro Urresti.

EHBildu, Irabazi y PP han advertido sus dudas sobre la viabilidad de la operación urbanística en una votación seguida esta tarde por los vecinos de Burtzeña

SERGIO LLAMASBarakaldo

Un pleno muy dividido ha aprobado esta tarde la modificación del Plan General que permitirá a una constructora privada construir 550 viviendas en el área de El Calero, de Burtzeña, y con ello regenerar esta parte degradada del barrio. Un grupo de vecinos de la zona, que ha acudido con carteles en los que mostraban su apoyo al proyecto, ha recibido con aplausos el resultado de la votación.

«Zorionak Burtzeña», ha finalizado la alcaldesa tras un encendido debate en el que tanto EHBildu e Irabazi, que ha votado en contra, como el PP que se ha abstenido, han incidido en las dudas que plantea la viabilidad económica de la actuación. PNV y PSE han posibilitado con sus votos la modificación, que la asociación vecinal Laguntza venía reclamando. El concejal de Urbanismo, Jon Andoni Uria, ha señalado que éstos habían presentado más de 900 firmas a su favor.

El edil jeltzale ha leído el escrito presentado por la asociación vecinal de Burtzeña en la que recordaban el estado de abandono del barrio:el de menor renta per cápita, el de mayor tasa de desempleo, y el de mayor concentración de exclusión social en relación al número de preceptores de la RGI, así como el que más viviendas vacías tiene y en el que más personas envejecidas viven en domicilios que superan los 65 años, señalaron en el escrito.

Uria ha defendido la transparencia del proceso llevado a cabo para aprobar la modificación del Plan General en El Calero, que previamente fue objeto de tres Comisiones Informativas del área, dos Consejos de Planeamiento Urbano y un proceso participativo en el barrio de Burtzeña. «Llevamos meses debatiéndolo. El PNV siempre se ha mostrado a favor, otros grupos han estado en contra, y en medio los vecinos del barrio», ha detallado. El concejal del PSE, Eduardo Castañeda, ha justificado el voto favorable «en apoyo a la transformación urbanística de Barakaldo» y en «la convicción de que es lo mejor para los vecinos».

Inversión pública

Marta Solar, portavoz de EHBildu, ha denunciado «el chantaje con la iniciativa privada» impulsado para el proyecto, y ha defendido la posibilidad de actuar en el barrio con actuaciones públicas a través de fondos como los planteados en la ponencia para la reactivación económica de la Margen Izquierda. Ha presentado una iniciativa para dejar la votación encima de la mesa, que ha sido rechazada.

Eder Álvarez, de Irabazi, ha criticado que la modificación beneficia a los propietarios privados de un suelo «contaminado e inundable» que han visto aumentar la edificabilidad del suelo un 40% y a los que se libera de regenerar una ladera. «Votaremos que no a la especulación», ha afirmado.

El concejal del PP, Víctor Rodríguez, ha añadido que «sería un grandísimo fiasco que arrancase el proyecto y no llegara a buen puerto».