La plantilla del Kbus intensificará las jornadas de huelga en marzo

Los trabajadores comenzaron a movilizarse en octubre./Sergio Llamas
Los trabajadores comenzaron a movilizarse en octubre. / Sergio Llamas

Acusan al Consistorio de Barakaldo de presentar unos pliegos para el nuevo contrato que mantiene a los trabajadores en la «precariedad laboral»

S. LLAMAS BARAKALDO.

La plantilla del autobús urbano de Barakaldo, que viene celebrando paros desde el mes de diciembre para pedir la equiparación de jornadas con otros servicios similares de Bizkaia, intensificará sus movilizaciones en marzo. Lo hace después de denunciar que los pliegos del nuevo contrato del Kbus que el Ayuntamiento tiene previsto llevar al pleno contienen unas partidas presupuestarias dirigidas al personal que les «mantienen en la precariedad laboral».

El sindicato ELA acusó ayer al equipo de gobierno del PNV de «no responder a las reivindicaciones de la plantilla», y de sumirla «en una incertidumbre absoluta» con los pliegos del nuevo contrato para los próximos diez años, que suponen una inversión de más de 20 millones de euros. Por eso, han convocado nuevas jornadas de huelga de 24 horas en el mes de marzo para los días 7, 8, 20 y 22, que darán continuidad a los paros celebrados todos los jueves de febrero.

ELA instó además a todos los grupos políticos del Consistorio baracaldés a dar el tiempo suficiente para analizar la viabilidad de los cambios que propone el nuevo contrato, con el fin de garantizar que «realmente se adapten a las necesidades de la ciudadanía». Los representantes sindicales, que mañana se reunirán con los concejales del PSE y de EH Bildu antes del pleno, reivindicaron que los nuevos pliegos recojan las partidas presupuestarias suficientes para permitir abordar la regulación laboral de la plantilla acorde al servicio urbano que se presta.

Mejoras sociales

Entre las reclamaciones que vienen defendiendo los trabajadores del Kbus está la de ajustar las más de 1.700 horas anuales de trabajo para acercarlas a las 1.592 de otros conductores de autobuses públicos urbanos de Bizkaia. También piden a la empresa gestora que aborde otras cuestiones de carácter social que ayuden a atajar la precariedad, como la ampliación de las jornadas del personal contratado a tiempo parcial, la regulación de las vacaciones, la creación de una bolsa de trabajo para el personal eventual, o la mejora de la compensación en caso de baja.

«Mientras no se aborde y solucione este conflicto se mantendrán e incrementarán las movilizaciones», avanzaron los trabajadores, que mañana instalarán una carpa informativa sobre su situación en la plaza Bide Onera, de 10.30 a 13.30 horas.