Se cae parte del falso techo de una oficina de la Ertzaintza en Barakaldo

Erne ya venía denunciando los problemas de humedades y malos olores que sufrían los agentes. / E. C.
Erne ya venía denunciando los problemas de humedades y malos olores que sufrían los agentes. / E. C.

Los agentes de Violencia de Género y Doméstica se encontraron ayer con los efectos de un escape de aguas fecales ocurrido durante la noche

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

La rotura de la bajante de una comunidad de propietarios que atraviesa una Oficina de Atención Ciudadana de la Ertzaintza, en Barakaldo, obligó a cerrar ayer la zona en la que trabajan los agentes de la unidad de Violencia de Género y Violencia Doméstica. El sindicato independiente de la Policía Autónoma del País Vasco, Erne, que ya alertó la pasada semana sobre los malos olores y los problemas de humedades que sufrían los trabajadores, denunció que se trata de «aguas fecales, como demuestran los residuos que han quedado por el suelo».

La media docena de agentes que trabajan en el espacio afectado se encontraron las mesas cubiertas de restos de las bajantes y del falso techo al acudir a la oficina en la mañana de ayer. «Ahora mismo es imposible trabajar allí y falta por evaluar qué posibles daños ha sufrido la documentación. Si esto pasa a las once de la mañana te cargas a un ertzaina», denunció un responsable de Erne, que remarcó que los problemas de humedades se dan desde que se trasladó la oficina, hace un par de años.

En el departamento de Seguridad remarcaron que la solución se debe abordar en la comunidad de propietarios, a la que pertenece la bajante. «El personal de mantenimiento del departamento ya se está haciendo cargo de la situación», añadieron.

Solución definitiva

Desde el sindicato señalaron que los técnicos se han acercado a comprobar la situación de las humedades, pero criticaron la falta de una solución definitiva. Además, recordaron que en enero la caída de una pieza metálica del techo estuvo a punto de golpear a un trabajador en la zona de atención al público. También señalaron que las fugas de agua alcanzaron un cuadro eléctrico, y se derivaron utilizando unas planchas.