Padres del Instituto Trueba no llevarán a sus hijos a clase el lunes en señal de protesta

Unos jóvenes se manifiestan en contra del cierre del Instituto Trueba de Barakaldo./Pedro Urresti
Unos jóvenes se manifiestan en contra del cierre del Instituto Trueba de Barakaldo. / Pedro Urresti

La AMPA protagonizará mañana una primera concentración en la Herriko Plaza para mostrar su descontento por la gestión del cierre del centro

AZAHARA GARCÍABarakaldo

Los padres y madres de alumnos del Instituto Trueba de Barakaldo se han puesto en pie de guerra. La AMPA ha vuelto a mostrar hoy su descontento por la gestión realizada en el cierre urgente del emblemático centro fabril, en el que estudian un total de 408 escolares de ESO, y ha anunciado un calendario de movilizaciones que arrancarán mañana mismo en la Herriko Plaza. Además, han realizado un llamamiento para no llevar a sus hijos el lunes a los autobuses que les transportarán al Artazu Goikoa, el colegio de Bilbao al que serán trasladados hasta que la Escuela de Minas de la segunda urbe vizcaína esté completamente acondicionada.

La primera acción tendrá lugar mañana, a las 12.00 horas, con una concentración. Hay una segunda convocatoria para las ocho de la tarde. Así lo han acordado unos 200 progenitores que se han reunido esta mañana y el miércoles tras las «precipitadas decisiones» que se han tomado desde el departamento de Educación. El presidente de la AMPA, Pedro García, afirma que ha sido todo muy rápido. Padres, alumnos e incluso profesores, se enteraron el martes mientras la viceconsejera de Educación y la alcaldesa hacían pública la necesidad de desalojar el centro debido a los graves problemas estructurales detectados en un informe reciente.

«Estamos en estado de shock, todavía no hemos digerido lo que está pasando», ha asegurado. Desde la AMPA rechazan el traslado a Bilbao. Algunos padres han visitado las instalaciones del Artazu Goikoa y «no cumplen con los requisitos deseados. Las aulas son tan pequeñas que se puede provocar un hacinamiento y, además, el patio no cuenta con ninguna zona cubierta por lo que, los días que haga malo no podrán salir», ha aseverado García.

La intención de la AMPA es presionar al Gobierno vasco para que busque una alternativa que no implique la salida del municipio de los escolares, ya que «las familias no quieren salir de Barakaldo». «Preferimos que se les divida, aunque sea por cursos, y se queden aquí para que sigan realizando el curso con el menor trastorno posible».

Piden el informe

Asimismo, han exigido que se les entregue el informe en el que se ha basado la decisión de desalojar el centro ya que, en palabras del representante de los progenitores, «queremos saber cual es el estado real del edificio». Por último, reclaman un calendario de plazos sobre las obras en la Escuela de Minas. Afirma García que «los chavales de bachillerato que se encuentran estudiando ahora mismo allí se están jugando poder entrar en la universidad y queremos saber si los trabajos que se van a realizar en esas instalaciones les van a afectar o no. No nos han informado de nada al respecto y los alumnos están preocupados».

 

Fotos

Vídeos