TENIS DE MESA

«El objetivo es aumentar el número y la calidad de los campeonatos»

El técnico vizcaíno acumula más de veinte años de trayectoria en el tenis de mesa. / FERNANDO GÓMEZ
El técnico vizcaíno acumula más de veinte años de trayectoria en el tenis de mesa. / FERNANDO GÓMEZ

Pablo Pérez, entrenador del club Gure Talde de Portugalete, es el nuevo gerente internacional de tenis de mesa para discapacitados

SILVIA OSORIO PORTUGALETE.

El club Gure Talde de Portugalete ya tiene presencia internacional. La 'culpa' la tiene Pablo Pérez, uno de los entrenadores de la entidad jarrillera que ha llegado al escalafón más alto de esta disciplina, en la que trabaja en exclusiva con personas discapacitadas. El pasado mes de febrero fue nombrado gerente internacional de tenis de mesa paralímpico, un cargo de la Federación Internacional de Tenis de Mesa que hasta la fecha era altruista, pero que desde este año es remunerado y que requiere dedicación a tiempo completo.

¿El objetivo? profesionalizar la gestión del tenis de mesa para discapacitados e integrarlo en el deporte convencional. «Venimos de unos años en los que el deporte era recreativo y ahora ya hablamos de élite. A medida que los jugadores se vuelven más profesionales, los gestores también lo tienen que ser. Yo ocupo el puesto de una persona que antes era voluntaria. Llega un momento que ya no puedes dar más de sí», explica. De hecho, ya trabajan en varios proyectos estratégicos cuyos frutos serán pronto palpables. «El objetivo principal es aumentar el número y la calidad de los torneos. Hace diez años, los campeonatos se gestionaban de una manera voluntaria y a día de hoy tenemos árbitros homologados, hay un delegado técnico, clasificadores, jueces árbitros, suelo oficial, mesas homologadas... Todos los elementos son los equivalentes a un torneo de tenis de mesa convencional».

En el tenis de mesa para personas discapacitadas hay tres categorías: los jugadores a pie, en silla de ruedas y con discapacidad intelectual. En las dos primeras, además, hay otras cinco subclases. Todos pasan por su supervisión y coordinación, tratando de introducir mejoras para lograr que se equiparen con los deportistas convencionales.

En el club portugalujo su nombramiento causó una gran alegría. Y entre los deportistas que se entrenan casi todos los días en el polideportivo Zubialde, mucha expectación. «Cuando vengo de estar en los campeonatos, a los chavales les motiva. Les traigo camisetas de equipos chinos, las bolas oficiales de los campeonatos del mundo... Les permite ver una referencia de muy alto nivel en este deporte, aunque sea de una manera distante», afirma.

Una pasión «por casualidad»

El preparador vizcaíno acumula veinte años relacionado con esta disciplina. Ha sido jugador y entrenador en campeonatos de España, de la selección española.... Debido a la imposibilidad de compaginarlo con su trabajo, tuvo que dejarlo y se hizo clasificador, la persona que determina en qué categoría de discapacidad participa cada uno de los jugadores. «Esa experiencia fue determinante a la hora de ser elegido para el puesto», asegura Pérez.

Su pasión empezó «por casualidad» durante su etapa de jugador en Leioa. Practicaba tenis de mesa junto a personas con diversas minusvalías, pero en los torneos no podía participar por no tener discapacidad. «Así empecé de entrenador. Llegó un momento en el que el nivel de dedicación era tanto que ya no podía compaginar mi trabajo. Antes todas mis vacaciones eran para el tenis de mesa», concluye.

 

Fotos

Vídeos