Una nueva vida para la Casa Iza

La casa Iza esconde su fachada con andamios. / H. R.
La casa Iza esconde su fachada con andamios. / H. R.

El Ayuntamiento de Portugalete concluirá la rehabilitación del edificio, que se estancó por las crisis, a finales de año

HELENA RODRÍGUEZ PORTUGALETE.

Con casi de 150 años a sus espaldas, la Casa Iza de Portugalete afronta un nuevo futuro. Ubicado en pleno casco antiguo de la villa jarrillera, el edificio, propiedad municipal, pasa desde hace varios meses por una remodelación integral que devolverá la vida a su interior.

La construcción es muy conocida en la localidad y toma el nombre de la paragüería Iza, que durante muchos años ocupó el bajo a pie de calle. Como quiera que se trata de un inmueble situado en el casco histórico, catalogado como conjunto monumental, el Ayuntamiento lo compró con afán de rehabilitarlo, reformar las viviendas y ponerlas a la venta. «De esta forma, velamos por el mantenimiento y conservación de las construcciones del centro y obtenemos una rentabilidad para mantener otros edificios de interés», explican desde Surposa, la sociedad municipal dedicada a la recuperación urbanística.

Se trata de un proyecto antiguo, estancado a causa de la crisis. «La mejora de las perspectivas nos ha permitido recuperarlo, aunque con algunas modificaciones», apuntan las mismas fuentes. A final de año, cuando caiga la red seguridad y se retiren los andamios, la casa habrá recuperado parte de su esplendor convertida en un bloque de tres alturas (más el bajo), que albergará otras tantas viviendas.

Ya hay interesados

Las dos primeras plantas acogerán sendos pisos de alrededor de 70 metros cuadrados construidos. Ambas se venderán por un precio aproximado de 165.000 euros. La tercera esconderá un dúplex de 95 metros cuadrados, cuyo precio de venta rondará los 190.000 euros. Cada domicilio llevará asociado un trastero.

Su ubicación, las garantías de una rehabilitación emprendida por el Consistorio y la posibilidad de vivir en un entorno de alto valor histórico han atraído algunas miradas. «Ya ha habido varias personas que se han acercado para preguntarnos por los pisos, sus características y su valor de venta», confirman desde Surposa.

La Casa Iza hunde sus cimientos en el corazón de casco viejo de Portugalete, concretamente en el número 36 de la calle Víctor Chávarri, más conocida como la calle de en medio. A pocos metros de la iglesia de Santa María, el edificio ha pasado por varias fases en los últimos años. Tres el cese del comercio de paraguas y el abandono de los pisos, el Ayuntamiento lo adquirió. Mientras la crisis congelaba durante más de diez años la inversión para su recuperación, en junio de 2017, tres jóvenes la 'okuparon'. La invasión duró pocos días y concluyó sin más notoriedad.

Los partidos de la oposición municipal han pedido en varias ocasiones que se utilice como dotación municipal de viviendas. Primero fue EH Bildu y, más recientemente, Portugaluj@ Despierta, que apuntó la posibilidad de ubicar allí pisos dotacionales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos