La nueva peatonalización del casco histórico de Balmaseda echa a andar

Los proveedores mantendrán los tiempos actuales de carga y descarga. / S. LLAMAS
Los proveedores mantendrán los tiempos actuales de carga y descarga. / S. LLAMAS

Esta semana entran en vigor los nuevos horarios, regulados por un sistema de vigilancia que lee automáticamente las matrículas de los coches

SERGIO LLAMAS BALMASEDA.

El nuevo sistema de peatonalización del casco histórico de Balmaseda, que lee automáticamente las matrículas de los vehículos para controlar su acceso, ya ha echado a andar de forma definitiva.

Esta semana se ha puesto en marcha la última fase de un proyecto que se ha venido implantando gradualmente desde febrero. Del uso hasta ahora de tarjetas magnéticas nominales, dirigidas a un vecino o propietario de una parcela de garaje, se pasa así un permiso de coches autorizados.

La entrada al casco histórico se realiza desde varios accesos. En estos puntos están colocadas las pilonas móviles automatizadas que restringen el paso. El alcalde Álvaro Parro explicó que se están resolviendo los últimos ajustes informáticos que afectan al control de estos elementos, hasta ahora basados en el uso de las tarjetas, para que se limiten únicamente a los horarios y usuarios a los que se permite circular. Estos se fijaron a través de una ordenanza aprobada el pasado año, que ahora ya entra en vigor de manera definitiva.

«Evitar abusos»

El Ayuntamiento ha facilitado una tabla que define los horarios de circulación en las calles peatonales de Correría y Martín Mendia, y en las llamadas calles de coexistencia Pío Bermejillo y La Cuesta. Las personas con plazas de garaje podrán acceder en cualquier momento, mientras que los residentes dispondrán de un máximo de 15 minutos con limitaciones horarias los sábados (de 6.00 a 12.00 y de 16.00 a 20.00 horas) y domingos (de 6.00 a 12.00 y de 16.00 a 0.00 horas). Los proveedores mantendrán los tiempos de carga y descarga y los comerciantes podrán acceder durante no más de 30 minutos, de 8.00 a 20.00 horas entre semana, y sólo en horario de mañana sábados y domingos. El resto de vehículos, salvo emergencias o servicios públicos, tendrán prohibida la entrada y sólo podrán acceder a las de coexistencia los días laborables, de 6.00 a 20.00 horas.

El sistema de lectura de matrículas permitirá saber cuándo acceden los vehículos al casco histórico, y también cuando lo abandonan para aquellos usuarios con tiempo limitado. «Se trata de evitar abusos», explicó el alcalde, quien apuntó que para evitar molestias y trámites a los vecinos, se han depurado las distintas bases de datos de los residentes. Parro recordó que el nuevo sistema se encuentran en pruebas «desde hace un largo periodo», y que tiene «un grado de fiabilidad muy alto». «Es una forma de preservarlo porque el paso de vehículos está bien, pero también deteriora el patrimonio», razonó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos