Muskiz completa su paseo fluvial con la apertura de los 4 kilómetros hasta El Pobal

El paseo, que tiene cinco pasarelas, salva con un pequeño túnel el puente Purísimo. / PEDRO URRESTI
El paseo, que tiene cinco pasarelas, salva con un pequeño túnel el puente Purísimo. / PEDRO URRESTI

El nuevo tramo, que se inicia junto a la comisaría de la Ertzaintza, se une a la senda hacia la playa y conforma una ruta de 12 kilómetros hasta Kobaron

SERGIO LLAMAS MUSKIZ.

Más de un centenar de vecinos participaron ayer en el paseo inaugural del último tramo en la senda fluvial del Barbadún, un trayecto de cuatro kilómetros entre el centro de Muskiz y la ferrería de El Pobal en el que el Ayuntamiento minero ha invertido 1,5 millones de euros y un año de obras. Cinco pasarelas de madera sobre el agua, un pequeño túnel bajo el puente Purísimo y tres tipos de firme -todo en uno, compactado y pavicésped- dan forma a esta nueva ruta saludable.

«Hoy se hace realidad uno de los proyectos de los que estamos más orgullos. En 2011 empezamos a trabajar para convertir al río Barbadún en un eje vertebrador atendiendo a las peticiones de los vecinos y dando forma a ese binomio de ocio y salud», destacó el alcalde. Borja Liaño recordó que la pasada legislatura se inauguró el primer tramo entre el polideportivo y la playa de La Arena, en el que ya invirtieron algo más de 600.000 euros. A él se suma la pasarela creada por Costas que lo une a Pobeña y al paseo de Itsaslur. «En total, tenemos una ruta de 12 kilómetros desde Kobaron hasta El Pobal, que también pasa por San Julián, Oiankas, San Juan, Santelices, el centro y Nesilla», enumeró.

La creación de esta nueva vía ciclable y peatonal no ha sido sencilla. A la construcción del túnel y de las pasarelas sobre el Barbadún y otros pasos fluviales, se le ha unido la obtención de permisos de la Agencia Vasca del Agua, Costas, el departamento de Carreteras y hasta el de Montes, así como la negociación con los particulares por cuyos terrenos pasa el recorrido, y con los que se han negociado permutas y la colocación de vallado. Todavía faltan algunos remates, como la creación de un paso de cebra a la altura de Las Acacias o la instalación de mobiliario urbano, por lo que a lo largo de las dos próximas semanas el paseo podría permanecer cortado en algún momento.

Muy utilizado

El presidente de la asociación de mayores de Muskiz, José Antonio Peña, participó ayer en el paseo inaugural y recordó que el abierto en 2014, hasta la playa de La Arena, es muy utilizado por vecinos «de todas las edades». «Está bien contar también con este tramo ahora para poder cambiar y elegir cada día hacia dónde quieres ir», señaló.

También en la asociación Mendiz Mendi y escuela de ciclismo Omar Fraile celebraron ayer la apertura de esta nueva ruta junto al Barbadún. «Nos va a servir para poder llegar hasta El Pobal y a otras zonas de monte sin tener que tocar la carretera», celebró uno de sus responsables, César Saralegi, quien además confió en que este tipo de recorridos ayuden a fortalecer aún más la afición por la bicicleta en Muskiz.

Este paseo natural también abre puertas a actividades culturales, como rutas para conocer el pasado. «Únicamente entre la casa Urtubi y El Pobal había otras cuatro ferrerías, y si se pasa a la vía verde hay muchas más», destacó el coordinador del Centro Trueba, Ricardo Santamaría.

Temas

Muskiz

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos