La mayor presencia de ratas en la calle obliga a Santurtzi a reforzar su dispositivo

Un roedor campando a sus anchas estos pasados días por el parque Central./E. C.
Un roedor campando a sus anchas estos pasados días por el parque Central. / E. C.

Vecinos del municipio denuncian una «plaga» de roedores en «toda la localidad», en donde se puso en marcha hace dos años un novedoso sistema con trampas

DIANA MARTÍNEZSanturtzi

Santurtzi está asistiendo en los últimos meses a una mayor presencia de ratas en la calle, una situación que preocupa a la población y que es motivo de conversación y denuncia habitual en distintos foros de las redes sociales. Según aseveran vecinos del municipio de la Margen Izquierda, es frecuente ver a los roedores en la superficie y campando a sus anchas en calles y jardines repartidos por toda la localidad. En los últimos días, incluso, en el parque Central. «Las vemos en todas partes y no son simples sagutxus, tienen un tamaño bastante grande», relata una usuaria de la céntrica plaza.

«Hay que tener cuidado con los niños», comenta otra mujer. «Hemos visto casos en los que las ratas se quedan quietas, pero no sabemos cómo pueden reaccionar. ¿Y si acaban mordiendo a los pequeños? Una mordedura accidental por uno de estos roedores puede ser un problema muy serio, ya que transmiten muchas enfermedades».

Los vecinos del municipio piden al Consistorio una respuesta eficaz ante esta amenaza. Una situación de la que también se ha percatado el equipo de gobierno y para la que ya ha comenzado a trabajar. El Ayuntamiento instaló hace dos años un novedoso dispositivo para el control de estos animales en conducciones subterráneas, cuyo funcionamiento consiste en atrapar a las ratas mediante trampas, que les causan una muerte instantánea.

Santurtzi se convirtió en el primer municipio de Bizkaia en contar con este innovador método. Sin embargo, el dispositivo, que funciona de manera permanente (24 horas al día), no ha causado el efecto esperado. En los primeros seis meses, el aparato contabilizó 81 disparos, «lo que equivale a que se evitó una colonia de entre 250 y 320 ratas», explicó el concejal de Obras y Servicios, Álvaro Aresti. El método se ha ubicado en diferentes puntos del municipio costero, como la céntrica Vapor Habana, Kabiezes o Mamariga, pero ante la situación actual, fuentes municipales han declarado que reforzarán el control tras la «presente proliferación de roedores».

Más limpieza

En lo que respecta a los motivos de este aumento de las ratas, no están claros. Algunos vecinos explican que el problema puede tener que ver por quienes dan de comer a los felinos que vagabundean por las calles, ya que «éstos se encuentran con el estómago lleno y hacen caso omiso de los roedores, por lo que se multiplican. Los gatos hasta pierden el instinto, he visto casos en los que la rata se pasea por delante del gato sin que éste se inmute», señaló a este diario.

En zonas donde hay basuras también se prodigan, por lo que otros ciudadanos piden una mejora en la limpieza del municipio. «Hay que hacer es purificar y sanear los lugares donde haya».

 

Fotos

Vídeos