Las lluvias retrasan dos meses más el final de las obras de la Ciudad Deportiva de San Vicente

En agosto del 2016 se derribó la tribuna original. / PEDRO URRESTI
En agosto del 2016 se derribó la tribuna original. / PEDRO URRESTI

El Ayuntamiento de Barakaldo fija el plazo límite en el 15 de marzo, para que puedan darse en seco las capas que permitirán homologar la pista de atletismo

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

La Ciudad Deportiva de San Vicente, en Barakaldo, tardará un poco más en reabrir tras su reforma. El Ayuntamiento fabril ha ampliado en dos meses el plazo de ejecución de los trabajos, hasta el 15 de marzo. El equipo de gobierno atribuyó ayer esta medida a la climatología. Para conseguir que la nueva pista de atletismo recupere la homologación que habían perdido las instalaciones anteriores, a la primera capa ya aplicada es necesario sumarle otros dos productos que requieren disponer del terreno en condiciones muy secas.

El PSE criticó ayer el retraso y señaló que es la segunda prórroga que el Consistorio le concede a la adjudicataria. «La planificación de las obras ha sido nefasta. Se está haciendo por fases y entre cada fase pasan meses y meses», criticó el concejal socialista Juan Antonio Pizarro. Los trabajos incluyeron la demolición en agosto de 2016 de la antigua tribuna, declarada en ruina, que ha sido sustituida por una réplica. Él edil añadió que las obras en este equipamiento se llevan ejecutando desde hace casi tres años, y que mantienen «en el exilio» a quienes practican el atletismo y al Unión Sport de San Vicente.

El presidente del Instituto Municipal de Deportes (IMD) de Barakaldo, Gorka Zubiaurre, explicó que los técnicos han estimado en 12 días el plazo necesario para finalizar la actuación. Sin embargo, desconocen cuándo se cumplirá con las condiciones climatológicas necesarias. Zubiaurre razonó que si se aplicaran los productos «deprisa y corriendo» no se conseguiría homologar la pista de atletismo, la única de Barakaldo para practicar este deporte.

El PSE denunció los problemas que la situación le está suponiendo a los atletas, al no disponer de la instalación deportiva. «Hay padres y madres incluso que han sacado a sus hijos de la escuela, están entrenando por libre en los alrededores del BEC y compiten gracias a Paules», señaló Pizarro, que ha presentado un escrito solicitando un acuerdo con algún municipio del entorno para poder hacer uso de sus instalaciones. «Podría ser en Zorroza», planteó, ya que el Ayuntamiento alcanzó hace dos años un convenio con el de Bilbao para que los vecinos de Burtzeña puedan utilizar su polideportivo en las mismas condiciones que los empadronados en la capital vizcaína.

Entrenamientos en Basauri

El equipo de gobierno aseguró que ha mantenido un contacto constante con el Club de Atletismo Barakaldo desde que se iniciaran los trabajos en la Ciudad Deportiva. Entonces ya les propusieron un acuerdo para entrenar en Zorroza. Ayer los responsables municipales afirmaron que prefirieron Basauri -por su cercanía al metro-, y tras ser consultado cedió sin problemas las instalaciones.

El Consistorio ha ubicado a los alumnos de la Escuela Deportiva de Atletismo en el patio de Alkartu, por la proximidad para las familias. Ayer avanzó que el IMD está estudiando de qué manera podrían presentarse nuevamente a las competiciones escolares, después de que el Tribunal Vasco de Cuentas advirtiera al Ayuntamiento que debía garantizar la concurrencia competitiva en su contratación.