La licencia de obras ultima los permisos para el nuevo parque de bomberos de Zalla

Así será el futuro parque de bomberos en el barrio de Gallardi. / DIPUTACIÓN FORAL DE BIZKAIA
Así será el futuro parque de bomberos en el barrio de Gallardi. / DIPUTACIÓN FORAL DE BIZKAIA

El Ayuntamiento ya ha dado la autorización para que la Diputación pueda iniciar en septiembre los trabajos de edificación, que durarán 16 meses

SERGIO LLAMASZALLA.

La parcela de 4.800 metros cuadrados que el Ayuntamiento de Zalla cedió a la Diputación en el barrio de Gallardi ya está a la espera del futuro parque de bomberos. Hace dos semanas el Consistorio encartado firmó la licencia de obras que permitirá iniciar la edificación de las nuevas instalaciones para el próximo mes de septiembre.

El nuevo parque dará servicio a la comarca de Las Encartaciones y sustituirá al actual, ubicado en las proximidades de la entrada a Balmaseda. Cuando se complete el traslado, la parcela del equipamiento actual regresará a manos del Ayuntamiento de Zalla.

La Diputación ha recibido ofertas de cinco empresas interesadas en levantar el nuevo parque de bomberos de Las Encartaciones, cuyo precio de licitación roza los cuatro millones de euros (3.994.616 euros) y que contará con un plazo de ejecución de 16 meses.

En marzo finalizaron ya las gestiones administrativas necesarias para la cesión del suelo, y la reciente concesión de las licencias municipal de obras despeja ya completamente el camino a su construcción, una vez pasado el verano.

Mejor comunicado

El nuevo parque de bomberos se ubicará junto al nudo de acceso del Corredor del Cadagua, mejorando el acceso a las vías rápidas de comunicación. Estará afincado en una posición intermedia entre los tres municipios más grandes de la comarca: Güeñes, Zalla y Balmaseda, lo que facilitará una actuación más rápida de los servicios de extinción. Además, su diseño mejorará la seguridad durante las salidas.

No será la única ventaja de las futuras instalaciones. Su mayor superficie facilitará el estacionamiento y los movimientos de los vehículos pesados de emergencias. De la misma forma, hará más sencillas las actividades de mantenimiento, el almacenaje de material y las labores relacionadas con el entrenamiento y la formación del personal.

Otra de las ventajas de la nueva infraestructura vendrá con la modernización de las propias instalaciones. El actual parque de bomberos de Las Encartaciones, de 1974, es junto al de Busturialdea el más antiguo de los ocho que componen el servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de Bizkaia. La Diputación había incluido su renovación en el documento Goazen 2030 como uno de los proyectos estratégicos de esta última legislatura.

La amplitud de espacios también se notará en el edificio principal, que pasará de los aproximadamente 200 metros cuadrados del actual a disponer de más de 800, divididas en dos plantas. Contará con un puesto de guardia, vestuarios, oficinas, un aula y un gimnasio, entre otras estancias.

Además, habrá un garaje exterior, que también dobla la capacidad del actual, para acoger los siete vehículos de los que está dotado el parque. Al igual que los equipos, se mantendrá la dotación de personal.