Instalan cámaras en el monte Serantes para controlar el vertido de escombros

Urkijo y Aresti, hoy en una zona con numerosos desechos./Ayto. de Santurtzi
Urkijo y Aresti, hoy en una zona con numerosos desechos. / Ayto. de Santurtzi

El Ayuntamiento de Santurtzi destina 36.000 euros a implantar un sistema de vigilancia, que estará conectado con la Policía Local

DIANA MARTÍNEZSanturtzi

«El monte y nuestra naturaleza es un bien de todos y, como tal, debemos cuidarlo y salvaguardarlo». Así lo ha afirmado esta mañana la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo, que lamentado que distintas zonas del monte Serantes se convierten en escombreras ilegales fruto del incivismo de algunas personas. Por ello, el Ayuntamiento marinero instalará tres cámaras para controlar estos vertidos.

El Consistorio santurtziarra, que ha venido realizando diversas labores en los últimos años para limpiar el monte, ha querido dar un paso más y atajar el problema desde la prevención, con la intención de evitar que se depositen residuos de todo tipo. Tras valorar el terreno y llevar a cabo una inspección de todas las zonas susceptibles de acumular desechos, el equipo de gobierno comenzó a instalar la semana pasada cámaras, que «para los próximos días ya estarán en funcionamiento», ha avanzado la regidora local. Los lugares que se vigilarán son Tocedo, Vistalegre y la zona conocida como 'rompepiernas', en la subida por Villar. «Es responsabilidad de todos mantener limpio nuestro pueblo, y eso se consigue con pequeños pasos», ha señalado Urkijo.

Sanciones de 3.000 euros

Corresponden a los puntos «estratégicos» donde más vertidos incontrolados se han ido acumulando en los últimos años. Tocedo es uno de los puntos más críticos. Hace unos meses se retiraron hasta 15 toneladas de escombros.

La implantación de este sistema de vigilancia y monitorización costará 36.000 euros. Para la instalación de las mismas, durante estos días se acometerán las obras necesarias para construir las zapatas, que son la base de las cámaras y que estarán dotadas de energía solar. Los dispositivos se monitorizarán en las dependencias policiales y, en el caso de que se detecte a alguien tirando escombros, «se aplicará la ordenanza de limpieza». Dependiendo de la gravedad de los hechos, hay sanciones de hasta 3.000 euros.

 

Fotos

Vídeos