Instalan cámaras en el exterior de los módulos para jóvenes de Ortuella

También se han llevado a cabo varias reparaciones. / D. MARTÍNEZ
También se han llevado a cabo varias reparaciones. / D. MARTÍNEZ

El Ayuntamiento vigilará el exterior de los espacios, puestos en marcha en 2017, después de varios robos

DIANA MARTÍNEZSANTURTZI.

El Ayuntamiento de Ortuella reforzará la seguridad en los módulos juveniles, iniciativa que surgió en los presupuestos participativos de 2017 con el objetivo de dotar a los chavales de un espacio donde poder reunirse. Su puesta en marcha tuvo un coste de alrededor de 50.000 euros. Los habitáculos habían sido objeto de varios robos y de comportamientos incívicos de sus inquilinos -dos cuadrillas fueron expulsadas hace unos meses-, por lo que el Consistorio instalará cámaras de videovigilancia exteriores con un radio de 360 grados, conectadas con la Policía Municipal, para evitar que se repitan estas situaciones.

Este nuevo sistema ha conllevado un desembolso superior a los 4.000 euros, según fuentes del equipo de gobierno. De la misma manera, se están llevando a cabo una serie de reparaciones en los módulos. «Se han sustituido los manillares, se ha puesto un cierre más seguro en la parte trasera, se han cambiado los barrotes por un anclaje más difícil de romper y hay que colocar extintores», explicó ayer Ainhoa Fernández, concejal Barrios, Eventos y Participación Ciudadana.

Nuevo sorteo

En cuanto terminen estos trabajos, se espera que a final de mes, los módulos vuelvan a estar disponibles para los jóvenes del municipio. Cabe recordar que el Consistorio rescindió el contrato a dos cuadrillas por uso indebido, por lo que ha vuelto a sortear los módulos A y B a otros dos grupos, que podrán disfrutar los locales durante dos años.

La cuadrilla del módulo C, la única que mantuvo su contrato, ha tenido que dejar la instalación por el tiempo que duren las labores de mejora, por lo que su periodo de contrato se alargará.