Un herido y un detenido en una pelea entre diez personas en Sestao

La policía municipal investiga el enfrentamiento, que se produjo en Txabarri la noche del martes

HELENA RODRÍGUEZ SESTAO.

La Policía municipal de Sestao detuvo el pasado martes pasadas las 23.00 horas a un varón por su participación en una pelea en la calle Txabarri, muy cerca de la plaza El Sol. El incidente, en el que se vieron implicadas al rededor de diez personas, se saldó con un herido que tuvo que ser trasladado a un centro hospitalario con diversas contusiones.

Según los vecinos de la zona y fuentes municipales, la pelea se desarrolló en dos fases. En una primera, sobre las 22.30 horas, la víctima, que se encontraba en el interior de un bar, fue increpado por varios individuos. «Hubo gritos y bastante alboroto, pero, por desgracia, ya estamos acostumbrados», reconoce una residente.

Poco después, el hombre regresó al local hostelero y las cosas se complicaron. «Unas diez personas le empezaron a increpar y a golpear hasta que cayó al suelo», relata la misma vecina, que confirma que «los golpes siguieron un rato pese a que el señor no ofrecía mucha resistencia». Con la llegada de varias patrullas de la Policía municipal y la Ertzaintza, el tumulto se disolvió, aunque finalmente fue detenido uno de los participantes.

El herido fue trasladado a un centro hospitalario, ya que «presentaba un golpe en la cabeza que podría revestir gravedad aunque finalmente no fue así», detallaron fuentes municipales. La investigación continúa abierta «para tratar de identificar al resto de participantes».

La zona en la que se produjo el incidentes se encuentra muy próxima a la plaza Tres Concejos, donde el Ayuntamiento tiene previsto abrir una comisaría y dónde en septiembre del año pasado se produjeron varias peleas multitudinarias. Aunque las cosas han mejorado, los vecinos aseguran que los incidentes se mantienen como «algo más o menos común». «El Consistorio actúa regenerando edificios en la zona baja del pueblo, pero es necesario también que se actúe sobre las personas», advierten desde la plataforma, Sestao Aurrera.

En las piscinas

La Policía local también detuvo ayer a una joven de 18 años, vecina de Barakaldo, por su presunta implicación en un intento de hurto en las piscinas de La Benedicta. Según fuentes municipales, la muchacha, «acompañada por un menor de 14 años», habría intentado robar a los usuarios de las piletas públicas. Una señora la vio y alertó al socorrista, que, según marca el protocolo, dio aviso al personal de la instalación y ellos a la guardia urbana, explican desde el Ayuntamiento.

El equipamiento deportivo, abierto desde el 1 de junio, también fue escenario, el lunes por la tarde, de otro robo. La víctima, un menor al que le fueron sustraídos la mochila, la ropa, el móvil y algo de dinero. Mientras las autoridades investigan el caso, el Ayuntamiento ha decidido aumentar la vigilancia. Además, hacen un llamamiento a todos los usuarios para «denunciar este tipo de actos, y cualquier otra conducta incívica, ante los socorristas que son los que saben cómo actuar».

Temas

Sestao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos