El Gobierno vasco convoca la Mesa Interinstitucional de Seguimiento a Petronor por los olores de la parada

La parada durará hasta el mes de marzo./Borja Agudo
La parada durará hasta el mes de marzo. / Borja Agudo

Analizarán los últimos episodios para mejorar la forma de actuar, mientras la plataforma Meatzalde Bizirik celebra mañana una marcha de protesta

SERGIO LLAMAS MUSKIZ.

La viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno vasco reunirá a la Mesa Interinstitucional de Seguimiento de Petronor en los próximos días, tras las denuncias de fuertes olores que los vecinos de los municipios cercanos a la refinería vienen denunciando esta semana con motivo de la parada técnica. La coordinadora anticoke Meatzaldea Bizirik, que ayer presentó una denuncia ante la Ertzaintza de Muskiz a causa de estos incidentes, ha convocado una manifestación para mañana, que partirá a las 12.00 horas de la plaza Haritzalde de Las Carreras, en Abanto, e irá hasta la planta.

En el ejecutivo autonómico advirtieron que debido a la «alarma» causada entre la población, consideran conveniente analizar y evaluar lo ocurrido para mejorar los mecanismos de actuación y de comunicación hacia la ciudadanía. Así lo debatirán en la Mesa Interinstitucional de la que forman parte las áreas de Medio Ambiente, Atención de Emergencias, Salud Pública, Desarrollo Económico y Energía del Gobierno Vasco, así como el alcalde de Muskiz, Borja Liaño, y la alcaldesa de Abanto, Maite Etxebarria.

Este último Consistorio, precisamente, hizo pública ayer una nota manifestando «su profundo malestar» ante los incidentes por el intenso olor a gas que venía sufriendo el municipio desde principios de semana. El Ayuntamiento pidió a Medio Ambiente y a Salud del Gobierno vasco que garantice que estos sucesos no tienen ninguna afección sobre la salud, y reivindicó que se adopte un «exhaustivo control» durante la parada que continuará hasta el mes de marzo.

Como ya hiciera el martes, cuando un episodio anterior provocó varias quejas por malos olores en la localidad minera, Petronor volvió a pedir disculpas ayer por lo ocurrido. Los técnicos de la refinería atribuyeron estos casos a las labores de vaporización que se vienen realizando para limpiar las instalaciones, y señalaron que a la una de la madrugada del jueves encendieron la antorcha para frenar los olores.

El Gobierno vasco informó de las últimas mediciones registrada en la unidad móvil del barrio de Las Carreras. Según apuntaron, «se observa una superación de los niveles habituales en esa estación para compuestos orgánico volátiles», que se habría producido entre las 18.30 horas de este pasado miércoles, y las 3.00 horas de la mañana de ayer, coincidiendo con las protestas de los vecinos. Con todo, sus responsables afirmaron que los datos obtenidos «no han superado los valores de referencia ni de alerta, ni de emergencia, estando muy alejados de la prealerta establecida por Medio Ambiente».

Cabinas de medición

Recientemente, la cabina fija instalada en el Grupo María Auxiliadora de Abanto había sido desactivada a consecuencia de los trabajos que se está acometiendo en las proximidades, y para evitar que las pintura empleada en las obras pudiera afectar a las mediciones. En su lugar se instaló una cabina móvil polivalente en el entorno. Los portavoces de Medio Ambiente remarcaron que en todo caso siempre hay varias cabinas en funcionamiento, tanto dentro de las instalaciones de Petronor como en los alrededores, y que el seguimiento de las mediciones se hace de manera continuada.

La plataforma Meatzalde Bizirik, que en sus Redes Sociales ha recogido quejas de vecinos de municipios algo más alejados de la refinería como Trapagaran, Ortuella, Santurtzi y hasta Erandio, denunció los hechos ante la Ertzaintza y apuntó a casos de «mareos, picores de garganta y vómitos». «Esto ha cogido un nivel de confinamiento. A algunas personas las recomendaban quedarse en casa», aseguraron.