Glefaran detiene su actividad 35 días para continuar con su proceso de mejora

Más de 60 profesionales trabajarán en la parada técnica. / P. URRESTI
Más de 60 profesionales trabajarán en la parada técnica. / P. URRESTI

La planta de biomasa de Güeñes invertirá un total de 1,56 millones de euros en culminar las reformas que inició en 2018 y cumplir con los objetivos medioambientales

SERGIO LLAMAS GÜEÑES.

La planta de biomasa ubicada en la antigua papelera de Güeñes, Glefaran, inició este miércoles una parada técnica de 35 días para modernizar y mejorar sus instalaciones y conseguir aumentar la efectividad de su caldera. Así ésta conseguirá producir un 12% más de energía y reducir el consumo de biomasa forestal en hasta un 10%, cumpliendo con los objetivos medioambientales marcados por el Gobierno vasco. Estas actuaciones culminan el proceso de reforma iniciado el pasado año, y elevan la inversión total prevista hasta los 1,56 millones de euros.

La intervención iniciada esta semana supondrá que a lo largo del próximo mes acudan a Güeñes más de 60 profesionales de distintos gremios y procedencias, que trabajarán en la parada técnica, según estimaron los responsables de la empresa.

El grueso de la reforma, más de dos tercios de la inversión, será para la mejora de la caldera de biomasa. Los sistemas de combustión, transformación y filtrado se pondrán al día. Así se completan otros trabajos ya realizados, gracias a los cuáles se ha dispuesto un nuevo sistema de extracción y llenado del silo de 2.000 metros cúbicos que se emplea como almacén de astilla a cubierto, y un sistema de extracción y dosificación de biomasa a caldera.

La mejora de la caldera supondrá abordar el llamado 'revamping', para afinar su eficiencia. También se revisará la turbina y se actuará en el electrofiltro, el sistema de evacuación del polvo y el 'casing', que hace labores de filtrado. La ingeniera Gestamp Biomass Solution está a cargo del proyecto, cuya ejecución corre a cargo de Babcock Montajes.

Los encargados de Glefaran señalaron que se trata de mejoras planificadas por la propia empresa, pero que ayudarán a un mejor cumplimiento de los requisitos fijados en la Autorización Ambiental Integrada del Gobierno vasco.

Electricidad renovable

El año pasado Glefaran alcanzó una producción de 37.061 Megavatios-hora. La empresa remarcó que son la única planta de la Comunidad Autónoma Vasca que se dedica en exclusiva a la producción de electricidad renovable mediante biomasa forestal sólida.

Las instalaciones dan trabajo directo a 35 personas, y contribuyen a un centenar de empleos indirectos. La planta cuenta con 128 proveedores repartidos por toda Bizkaia, de los que 22 están en Las Encartaciones, y han recurrido a 63 firmas extranjeras para labores puntuales.