Una cadena de grandes almacenes estadounidenses se instalará en Sestao el año que viene

Recreación del futuro pabellón que se ubicará en una parcela de 50.000 metros cuadrados. / E. C.
Recreación del futuro pabellón que se ubicará en una parcela de 50.000 metros cuadrados. / E. C.

El primer establecimiento en el País Vasco de Costco, que vende desde muebles a alimentos, impulsará el polígono Ibarzaharra como motor de empleo con alrededor de 260 puestos de trabajo

AZAHARA GARCÍA SESTAO.

El polígono de Ibarzaharra, en Sestao, va dando pasos para convertirse en el deseado tractor económico que genere empleo para los vecinos del municipio y la comarca. Tras el anuncio de Bricomart de la ampliación de su almacén en los terrenos de la antigua Babcock Wilcox, ahora es el gigante norteamericano Costco el que ha apostado por implantarse en la localidad fabril. Según ha podido saber EL CORREO, la multinacional desembarcará en Sestao en 2020 y tiene previsto crear un total de 260 puestos de empleo -fijos y temporales- en los próximos tres años.

La compañía ha elegido el municipio vizcaíno para expandir su negocio por la zona norte por considerarla un punto estratégico. El almacén, tercero en importancia dentro del ranking mundial en el que solo le aventajan Amazon y Walmart, ya ha comprado la parcela que ocupará en el polígono y cuenta con poder abrir sus puertas al público el próximo año, si bien para cumplir con esta previsión dependen del avance de las obras de urbanización que se están llevan a cabo en los terrenos, que tras la recuperación del suelo por parte de la iniciativa privada, cambiará de nombre y se llamará Ibarberria.

La parcela que ha adquirido Costco tiene una dimensión de 50.000 metros cuadrados. De ellos, 14.500 se destinarán al pabellón para ventas y el resto se repartirán entre las 795 plazas de garaje que se habilitarán para los clientes y la urbanización necesaria dentro del complejo para el desarrollo de la actividad.

Con tiendas en Sevilla, Getafe y Madrid, la firma abrirá en Sestao su cuarta tienda en España e implantará en el País Vasco un nuevo modelo de compra. La multinacional americana, que cuenta con 746 centros en todo el mundo, funciona como un club privado de socios en el que éstos pagan una cuota anual -de 40 euros- para poder comprar en la tienda. Un sistema de comercio que ya funciona en países como Estados Unidos, Canadá, Japón o Francia. El 'retailer', suma hasta 96 millones de titulares de su tarjeta.

3.400 artículos

A cambio de dicha cuota, Costco ofrece productos de primeras marcas, así como artículos propios, a precios más bajos que los que se encuentran en otros establecimientos.

Su oferta estará formada por un total de 3.400 artículos de diferentes sectores como alimentación, moda, higiene, ocio o deportes, entre otros.

La llegada del gigante estadounidense al municipio de la Margen Izquierda ha sido posible gracias al deseo del Ayuntamiento de Sestao de recuperar el suelo de Ibarzaharra, en el que hasta 2011 y durante un siglo, la antigua Babcock Wilcox daba empleo a gran parte de los vecinos del entorno. El pasado octubre, la sociedad pública Ibarzaharra, dueña del terreno tras el cierre de la emblemática empresa, formalizó su venta, en subasta pública, a inversores privados. Con ello se dio el primer paso para que el polígono realice un proceso de reconversión que le lleve a recuperar la importancia económica de antaño, pero acorde a los nuevos tiempos. El presupuesto total de esta operación ascendió a 120 millones de euros.

En total se están recuperando 181.928 metros cuadrados de terreno industrial pertenecientes tanto a Sestao como a Trapagaran, de los que 166.275 van a urbanizarse para acoger alrededor de otras diez empresas más -además de Costco-, mientras que los 15.652 restantes serán destinados a las carreteras ya existentes y a la franja de espacio respecto al río Ballonti.

Más allá de las obras necesarias de acondicionamiento, también se crearán dos nuevos accesos al polígono. Uno de ellos será un puente de nueva construcción que una el eje de Ballonti con la carretera Barakaldo - Trapagaran, mientras que el segundo facilitará la llegada desde la estación de Cercanías Renfe de Galindo.

2020 es el año que está marcado en el calendario del municipio fabril como plazo para que las nuevas firmas, que se instalen en Ibarberria, comiencen a funcionar. Entre todas se prevé que den trabajo a más de 600 personas, tanto de Sestao como del resto de localidades de la Margen Izquierda.