«Uno de los ganadores me ha dicho que le he solucionado la vejez»

Pedro Pesado junto a su compañera en Cruces, Esther Cazorla. /  S. LL.
Pedro Pesado junto a su compañera en Cruces, Esther Cazorla. / S. LL.

El vendedor de cupones de la ONCE junto al Hospital de Cruces, Pedro Pesado, reparte diez décimos con un total de 350.000 euros

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

En el Hospital de Cruces todos los días se dan noticias terribles y otras que llenan de felicidad. Este miércoles, Pedro Pesado, baracaldés del barrio de Bagatza de 51 años, repartió mucha alegría sin atravesar sus puertas. Este vendedor de Cupones, con 31 años de oficio a sus espaldas, vendió diez décimos del número 16.508, premiados con 35.000 euros cada uno.

«Es la primera vez que doy El Gordo. Ya pensaba que no lo iba a dar nunca», reconoció ayer el hombre, con una sonrisa en la boca. Aunque lleva toda la vida trabajando en Cruces, sólo hace dos años que lleva el puesto ubicado a la entrada del Hospital. Allí pasa todas las mañanas de 7 a 15 horas, repartiendo suerte, compartiendo charlas y escuchando «mogollón de historias». «Mucha gente te habla de lo que le pasa, sus enfermedades... y al principio te impresiona. Vendemos a la gente del barrio, pero también a muchos que están de paso: algunos compran porque les han dado una alegría y lo quieren celebrar, y otros para compensar porque el haber recibido malas noticias», explicó.

El de ayer fue un día muy especial para él. Acababa de tomarse el café cuando le llamaron de la ONCE para avisarle de que había repartido 350.000 euros. Más tarde, conoció a dos de los agraciados. «Un señor se me ha acercado a primera hora y me ha me ha dicho que le he solucionado la vejez. Al darme la mano me había metido un billete de 50 euros», relató. A otro de los premiados, la noticia se la dio él cuando le ha dado el cupón para que le comprobara si llevaba algo. «Mírame», le ha dicho. «Te ha tocado el premio entero. Creo que alguno de los ganadores es del barrio», le explicó a la compañera del turno de tarde en el Hospital de Cruces, Esther Cazorla.

Ayer Esther, que ya dio un 'cuponazo' de 550.000 euros hace dos años, le explicaba a Pedro cómo fue su experiencia. «Todavía hay gente que me viene a comprar de otros municipios por aquello», recordó la mujer, que recordaba aquel número (el 28538). «También en 8».

 

Fotos

Vídeos