La Fundación Miranda, con las mujeres más desfavorecidas

Las premiadas, junto a Jokin Perea, presidente de la fundación. / P. U
Las premiadas, junto a Jokin Perea, presidente de la fundación. / P. U

Entregan el XI Premio Solidario de Barakaldo al proyecto Ubunto, que atiende a inmigrantes sin recursos y a víctimas de la trata de personas

AZAHARA GARCÍA BARAKALDO.

Barakaldo se vuelca con quienes trabajan por los más desfavorecidos. El proyecto Ubunto 'Yo soy porque nosotros somos' ha sido el ganador del XI Premio Barakaldo Solidario ofrecido por la Fundación Miranda. Recogieron el galardón, de manos de su presidente Jokin Perea, las hermanas Terciarias Capuchinas Inmaculada Sancho Fabra, superiora provincial y Matilde Mena Moreno directora del proyecto, en la ceremonia de entrega que tuvo lugar ayer en el centro Clara Campoamor.

Tras la entrega del busto de Antonio Miranda, Perea explicó que «Ubunto surge para dar respuesta a la situación precaria de mujeres inmigrantes que están siendo golpeadas por la devastadora situación social y económica actual». Entre ellas, las víctimas de tráfico de personas, las inmigrantes que no cuentan con recursos ni posibilidades de acceder a pisos tutelados y las que han agotado los programas de ayudas de emergencia. El presidente de la fundación declaró que «su finalidad es acogerlas para ofrecerles un hogar y facilitar su integración en la sociedad» a través de una amplia oferta de información, de orientación y de apoyo en la búsqueda activa de empleo y de ayudas que les den opción a encontrar un modo de vida digno.

Las instalaciones del proyecto están situadas en el barrio de San Vicente. Se trata de un piso de la parroquia con un contrato de cesión acondicionada que cuenta con capacidad para cinco personas. A nivel económico, depende de la aprobación de proyectos y otras ayudas o donativos puntuales y trabaja en colaboración con otras entidades que ofertan programas de inclusión social como son; Cear, Caritas, Goiztiri, Bizitegi, Lagun Artea, Askabide, Cruz Roja y Oblatas, entre otras.

Al acto de entrega de este galardón, que otorga la Fundación con la colaboración del Ayuntamiento de Barakaldo, EL CORREO y Kutxabank, asistió, entre otras personalidades, la alcaldesa del municipio fabril, Amaia del Campo, quien destacó que «la solidaridad tan arraigada en el ADN baracaldés que llevó a Antonio Miranda que legó todo su patrimonio para ayudar a quienes más lo necesitaban».

 

Fotos

Vídeos