Las fiestas de Sestao tendrán un servicio de acompañamiento nocturno

Dos jóvenes en la carpa de Santurtzi el verano pasado. / L. A. GÓMEZ
Dos jóvenes en la carpa de Santurtzi el verano pasado. / L. A. GÓMEZ

El Ayuntamiento toma ejemplo de la iniciativa pionera del año pasado en los 'cármenes' de Santurtzi para prevenir las agresiones sexistas en los festejos patronales

SILVIA OSORIO SESTAO.

La temporada festiva de verano está a la vuelta de la esquina y los ayuntamientos de los municipios ya trabajan para prevenir las agresiones sexistas, una lacra que florece cuando los jóvenes están de marcha y que se sucede en las juergas nocturnas de las fiestas patronales.

El pasado año el Consistorio de Santurtzi fue pionero con un servicio de acompañamiento nocturno en los 'cármenes' para que chicas, pero también chicos, volvieran a sus casas protegidos por vigilantes de seguridad, evitando que una noche de disfrute con los amigos se hubiera acabado convirtiendo en una experiencia desagradable. La iniciativa fue un éxito: 378 féminas y 10 chavales, la mayoría menores, utilizaron este novedoso sistema ideado para atajar actitudes o ataques sexistas.

Santurtzi ha creado escuela. Localidades cercanas como Sestao han tomado ejemplo y para las fiestas de San Pedro -del 20 al 30 de junio- el Ayuntamiento también pondrá en marcha este servicio para los jóvenes que lo pidan. «Es importante poner todos los medios posibles para que en fiestas sigamos con tolerancia cero hacia las agresiones», afirmó Edu Abad, concejal de Cultura.

A casa, al metro o al taxi

El sistema será similar. Habrá una carpa, que se instalará en la plaza San Pedro - «un lugar muy visual para todo el mundo», precisa el edil-, y las personas interesadas no tendrán más que acercarse para solicitar el servicio, informando de la dirección de su domicilio. Vigilantes de una empresa privada junto con efectivos de la Policía Local y de protección civil coordinarán las salidas, que irán por turnos cada hora y tendrán lugar desde la medianoche y hasta las cinco de la madrugada, en función de la demanda.

Los acompañamientos están pensados en especial para los fines de semana, además del lunes que está anunciado el concierto de Rozalén y se espera un gran gentío. Pero es probable que también funcione entre semana. «Nuestra idea es llegar al mayor número de gente posible. La partida es de 4.000 euros y si es necesario, se ampliará», adelanta Abad.

El objetivo es que los chavales lleguen sanos y salvos a casa. Y no sólo los lugareños. El servicio también se presentará a los jóvenes que lleguen desde otras localidades, ya que se les acompañará hasta el medio de transporte elegido para regresar tras la noche festiva.

Más información