La familia de Portugalete que pide despenalizar la eutanasia acudirá el lunes al Congreso

El hijo y el marido de Maribel, la semana pasada en el Consistorio junto al alcalde Mikel Torres./Fernando Gómez
El hijo y el marido de Maribel, la semana pasada en el Consistorio junto al alcalde Mikel Torres. / Fernando Gómez

El padre y los hijos de Maribel Tellaetxe, enferma de alzhéimer desde hace doce años, recibieron la semana pasada el apoyo del Ayuntamiento jarrillero

AZAHARA GARCÍAPortugalete

Una promesa por cumplir y por la cual la familia de Maribel Tellaetxe, enferma de alzhéimer desde hace doce años, luchará con uñas y dientes. Esta vecina de Portugalete hizo prometer a su marido y a sus hijos que le ayudarían a terminar con su vida cuando ya no fuera capaz de recordarlos. Hace tiempo ese momento llegó, pero ninguno de ellos puede cumplir con su palabra porque la ley lo impide. Con el objetivo de despenalizar la eutanasia, la familia acudirá este lunes al Congreso de los Diputados para hacer entrega de las más de 167.000 firmas que llevan recogidas.

Según han informado este miércoles fuentes municipales, a las diez y media de la mañana tendrá lugar la entrega y después se celebrará una rueda de prensa. «La vida es un derecho y no una obligación», afirma el hijo de la mujer, Danel Lorente. El objetivo es dar más visibilidad a una causa que ha contado con el apoyo del Ayuntamiento jarrillero, siendo la primera institución pública de Euskadi que aprueba una declaración oficial en favor de la eutanasia.

Con la única abstención de edil del PP, el pleno portugalujo instó al Gobierno central a la «la urgente tramitación y aprobación de la Proposición de Ley Orgánica de regulación de la eutanasia que garantice que las personas puedan decidir libremente el momento y la forma de finalizar la propia vida de un modo seguro, pacífico e indoloro, con la ayuda necesaria». Lo contrario, señala el texto, aboca a las personas en situación de deterioro grave a la obligación «de morir de forma trágica y violenta».